NOTICIAS

Laboristas develan plan para reducir costo de la vida en Reino Unido

Keir-Starmer
Londres, 15 ago (Prensa Latina) El líder laborista Keir Starmer aseguró hoy que la crisis del costo de la vida en Reino Unido es una emergencia nacional que requiere de un liderazgo fuerte y de acciones urgentes para solucionarla.

En sus 12 años en el poder, el gobierno Tory (Conservador) no se preparó y se negó a invertir, dejando que las facturas aumentaran y que el país fuera menos seguro, aseveró el político opositor, al develar este lunes el plan que implementaría su partido para lidiar con una situación que afecta a millones de británicos.

Según Starmer, los consumidores no tendrían que pagar “un penique más” en el invierno por la electricidad y el gas, porque los laboristas congelarían el límite de precio fijado en abril pasado, cuando se autorizó a las compañías a cobrar hasta mil 971 libras esterlinas anuales (unos dos mil 400 dólares) por el servicio.

El también diputado y líder de la Oposición en el Parlamento afirmó que la medida representaría un ahorro de mil libras esterlinas (1,200 dólares al cambio actual) para una familia británica promedio, controlaría los precios energéticos futuros, y ayudaría a combatir la inflación.

Aunque el límite autorizado en abril representó un alza del 54 por ciento con respecto al tope del semestre anterior, se prevé que a partir del 1 de octubre la tarifa energética anual suba a tres mil 628 libras (cuatro mil 400 dólares).

La propuesta laborista incluye inversiones en el uso de las fuentes de energía renovables y en el mejoramiento de los sistemas de calefacción y aislamiento de 19 millones de hogares para la próxima década.

Para costear su estrategia energética, Starmer propone imponer un impuesto extra sobre las enormes ganancias que están obteniendo las transnacionales petroleras y gasíferas.

El plan del Partido Laborista arreglaría los problemas de inmediato y para el futuro, ya que ayudaría a la población a soportar el invierno y al mismo tiempo sentaría las bases para una economía mas fuerte y segura, aseveró.

El gobierno conservador encabezado por el ahora dimitente primer ministro Boris Johnson anunció meses atrás un paquete multimillonario para ayudar a los hogares de menos ingresos a lidiar con la crisis, pero el propio gobernante admitió la semana pasada que esos fondos son insuficientes.

Johnson, quien está siendo presionado para que tome nuevas medidas para reducir el costo de la vida, reiteró que esa tarea le corresponderá al candidato que gane el concurso interno de liderazgo que disputan el exministro de Hacienda Rishi Sunak y la canciller Liz Truss.

El nuevo líder del Partido Conservador y primer ministro británico será escogido por los 160 mil afiliados a la organización mediante el voto postal, y su nombre se conocerá el 5 de septiembre.

mem/nm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES