NOTICIAS

Panamá reforma ley de medicamentos en medio de denuncias

Ciudad de Panamá, 16 ago (Prensa Latina) El gobierno panameño anunció hoy cambios en una ley de medicamentos para abaratar los precios de los fármacos en medio de denuncias de organizaciones sociales.

De acuerdo con el vicepresidente de la República, José Gabriel Carrizo, la nueva resolución establece que la rebaja del 30 por ciento en 170 medicamentos, decretada antes, inicie desde las casas farmacéuticas (productores).

Esto, luego de que los propietarios de pequeñas farmacias en el país cerraran sus puertas desde el lunes último como medida de protesta contra el descuento que aseguraron los lleva a la quiebra.

De acuerdo con el anuncio, los laboratorios internacionales deberán vender a las empresas distribuidoras a un 30 por ciento menos que el precio de venta registrado al 30 de junio de 2022, los cuales no podrán ser aumentados durante la vigencia del decreto.

Mientras que los distribuidores deberán vender a las farmacias a un 30 por ciento menos que el precio de venta registrado. Para el ministro de Comercio e Industrias, Federico Alfaro, los laboratorios deberán reconocer a los distribuidores las diferencias de precio en el inventario de medicamentos que tengan, mediante notas de crédito, al igual que harán los distribuidores a las farmacias.

Esta resolución lo que busca es que cada uno de los eslabones de esa cadena de suministro (laboratorios- distribuidores- farmacias )aporten a ese 30 por ciento del descuento, precisó.

De su parte, el jefe de Estado, Laurentino Cortizo y el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, también firmaron este mnartes un decreto que permite la importación de medicinas al amparo del registro sanitario.

El objetivo: reducir los costos de los medicamentos y acabar con los oligopolios en Panamá, según explicaron.

Para organizaciones sociales que participan en una mesa única de diálogo con el Ejecutivo en la provincia de Coclé, estas medidas son insuficientes y no atacan el problema de fondo: los exagerados márgenes de ganancias de cinco grupos oligopólicos y las mafias farmacéuticas, indicó Eduardo Gil, de Convergencia Sindical.

En la jornada en un comunicado firmado por Luis Abadía, Gerente Comercial del Grupo Astor, que controla las Farmacias Arrocha- un emporio de la venta de fármacos- se declaró en rebeldía y en abierto desacato a las disposiciones legales establecidas.

Mientras centenares de pequeñas farmacias permanecían cerradas por el decreto sobre la rebaja de 30 por ciento del precio de 170 medicamentos, y la vigencia del 20 por ciento de descuento para jubilados.

El costo de la medicinas en Panamá es uno de los más altos de la región y se debe a que las farmacias compran los productos a un distribuidor y no directamente al laboratorio, según Orlando Pérez, de la Unión Nacional de Propietarios de Farmacias.

En julio pasado el alto costo de los medicamentos, de los combustibles y de los alimentos, causó las mayores protestas sociales en décadas en Panamá.

Para este jueves 18 de agosto, los colectivos convocaron a una nueva marcha hacia la Presidencia de la República para exigirle al Gobierno que cumpla sus compromisos con el pueblo y definitivamente rebaje los altos precios de combustible, alimentos, medicamentos y la tarifa eléctrica.

mem/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES