NOTICIAS

Alianza popular reclamó al Gobierno panameño que cumpla acuerdos (+Foto)

Ciudad de Panamá, 18 ago (Prensa Latina) Tras recorrer céntricas avenidas de la capital panameña, integrantes de la alianza Pueblo Unido por la Vida llegaron hoy hasta la Presidencia de la República a exigir que el Gobierno cumpla acuerdos con colectivos sociales.

Líderes de esa agrupación, una de las participantes en una mesa única de diálogo con el Ejecutivo en la provincia de Coclé sobre el alto costo de la vida, reclamaron que se adopten medidas serias y no se dilaten soluciones concretas a problemas de la población como los precios abusivos de alimentos, medicamentos, energía eléctrica y la seguridad social.

El coordinador del Frente Nacional por los Derechos Económicos y Sociales, Jorge Guzmán, dijo a la prensa que en esas conversaciones que son transmitidas en vivo por la radio y la televisión, el pueblo ha visto a gobernantes ineptos y con falta de voluntad para dañar los intereses de los oligopolios del sector privado, dueños de la economía, como parte de un modelo neoliberal.

Por su parte, el secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Construcción Saúl Méndez, denunció cómo este jueves con ejemplos sencillos y contundentes quedó más evidenciada la presencia de la corrupción dentro de las élites de poder y partidos tradicionales.

“La corrupción en Panamá es un problema endémico”, dijo Méndez y recordó casos recientes como coimas con la constructora brasileña Odebrecht, el proceso conocido como Papeles de Panamá, la privatización del Instituto de Recursos Hidráulicos y de Electrificación o los puertos, contratos nebulosos como Minera Panamá, y en todos están inmersos funcionarios públicos.

“Estamos frente a un Estado fallido lleno de corrupción”, remarcó.

Ambos voceros estimaron que a los más humildes no le queda otra alternativa que manifestarse en las calles y reclamar justicia social.

En la jornada, tanto en la marcha como en la mesa de diálogo de Coclé los colectivos reiteraron la necesidad de convocar a una Asamblea Constituyente con plenos poderes que refunde el Estado, la creación de una comisión de la verdad de la corrupción e instalar un consejo de auditoría social.

A esas propuestas, el Ejecutivo reiteró que las mismas tienen que ver con reformas a leyes, con disposiciones que riñen con la Constitución, auditorías a entidades autónomas y competencias que tienen otras instituciones, como la Contraloría General de la República.

El alto costo de los medicamentos, de los combustibles y de los alimentos, causó el mes pasado las mayores protestas sociales en décadas en Panamá, que llevaron al Gobierno a instalar una mesa única de diálogo desde el pasado 21 de julio con los sindicatos y gremios para consensuar medidas para la rebaja de los precios, que son asumidas con varias irregularidades.

jha/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES