NOTICIAS

Dólar aduanero centra debate económico en Líbano

dolar-aduanero-centra-debate-economico-en-libano
Beirut, 20 ago (Prensa Latina) La iniciativa de alzar el dólar aduanero centra hoy los debates económicos en Líbano, en medio de criterios a favor de las finanzas públicas y de rechazo ante la necesidad de subir los salarios.

El ministro de Economía y Comercio del gobierno en funciones, Amin Salam, subrayó que en el contexto de la crisis actual resulta imposible continuar con la tasa del dólar aduanero sobre la base de mil 500 libras libanesas, porque colapsaría el Estado y en consecuencia el sector estatal.

La autoridad reveló que las cifras respecto al tipo de cambio oscilan entre 12, 18 y 20 mil libras por cada billete verde y en ese sentido, confirmó que el primer ministro designado, Najib Miqati, presentó una carta de solicitud a la autoridad de Finanzas y al gobernador del Banco Central de Líbano en busca de impulsar esta medida.

En la percepción general, ciudadanos y especialistas observan dubitativos la posibilidad de que la subida del dólar aduanero cumpla su propósito y recaude los montos deseados porque disminuirán las importaciones y aumentará el contrabando.

Sobre este tema, el titular de Trabajo interino, Mustafa Bayram, mostró recelo en la intención de incrementar el valor hasta las 20 mil libras y preguntó cómo un libanés puede tomar sus cuotas de los bancos a un precio de ocho mil, mientras paga los costos de los bienes bien elevados.

En esta línea de pensamiento, el parlamentario Hassan Murad expresó que subir el dólar aduanero en el presente sin un plan económico claro ante la ausencia de formación de un gobierno equivale a una ejecución de las capacidades de los ciudadanos.

A través de su cuenta en Twitter, el diputado exigió que tal decisión debe detenerse de inmediato hasta realizar una enmienda a los salarios y aprobar el presupuesto del Estado con números exactos.

El legislador Ibrahim Mneimneh aseguró que tales medidas a la economía sirven en su totalidad a los intereses de pequeños grupos privilegiados, a expensas de todos los libaneses de escasos recursos.

Mneimneh consideró que el incremento del tipo de cambio del dólar aduanero constituye una decisión absurda y discrecional del poder ejecutivo, que representará una herramienta de distribución injusta de las pérdidas del colapso financiero.

El representante alertó sobre las repercusiones económicas negativas frente al absurdo con el que se manejan los asuntos financieros y monetarios en un país con cuatro de cada cinco personas en la pobreza, de acuerdo a entidades de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Durante décadas, el gobierno fijó la libra libanesa en mil 500 con respecto al dólar; sin embargo, desde el estallido social en octubre de 2019 la situación empeoró como consecuencia de la corrupción y la mala gestión, afirman analistas.

En este panorama, los libaneses culpan al gobernador del Banco Central de Líbano, Riad Salameh de ser el artífice del colapso al atar la economía nacional al dólar estadounidense.

Un informe divulgado en mayo último por el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, Olivier De Schutter, señaló que el Banco Central llevó al Estado libanés a un sistema que protege a los ricos mientras deja a las familias pobres en desamparo.

El documento reflejó que los servicios públicos, incluidos la electricidad, la educación y la atención médica fueron destruidos por años y el despilfarro de la riqueza nacional exacerbó la desigualdad.

Ayer, el vicepresidente del Consejo Ejecutivo de Hizbulah Ali Damoush culpó a Estados Unidos de arrastrar a la nación a la crisis, como protector de los corruptos y su capacidad para obstruir la ayuda de otros países.

jha/yma

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES