NOTICIAS

Revelaciones del Hombre de Hielo tras su hallazgo

La Habana, 19 sep (Prensa Latina) Un día como hoy hace 31 años, dos turistas alemanes descubrieron en el glaciar de Val Senales, en la frontera ítalo-austriaca, a Ötzi, quien vivió cinco mil 300 años antes.

Entre los muchos secretos de la Momia de las Nieves, como también se le conoce, revelados por los científicos, se sabe que tenía al morir 46 años y falleció por una hemorragia provocada por una flecha clavada en su hombro izquierdo.

También se conoce que comió carne de cabra montés antes de fenecer, fue intolerante a la lactosa, sufrió de artritis, estaba infestado de gusanos tricocéfalos, tenía los ojos marrones y su sangre era de tipo O.

Incluso, se conoce que tiene al menos 19 parientes vivos, qué tipo de ropa llevaba puesta al morir, y se tiene información sobre los tatuajes de su cuerpo y cómo era su rostro ahora impreso en 3D (tercera dimensión).

Pero sobre Ötzi la ciencia está empeñada en mostrar cosas mucho más interesantes por lo que expertos de diferentes países coincidieron en el Tercer Congreso de Momias, dedicado a Ötzi a un cuarto de siglo de su reaparición, en el Museo de Arqueología del Tirol del Sur, en la provincia autónoma de Bolzano, en el norte de Italia, donde fue descubierto.

En ese lugar, precisamente, está expuesta la momia que con mayores detalles lleva a la ciencia a hurgar cinco milenios atrás, luego de su hallazgo el 19 de septiembre de 1991, en condiciones adecuadas para su perfecta conservación, a una temperatura constante por debajo de seis grados centígrados y una humedad relativa cercana al ciento por ciento.

Hallada en los Alpes italianos, Ötzi es considerada la momia más extraordinaria

de la historia de la humanidad, acorde con Angelika Fleckinger, directora del museo

de Bolzano, ciudad ubicada a unos 700 kilómetros al noroeste de Roma.

Para mayor sorpresa en ese evento trascendió que se logró saber cómo era la voz de Ötzi, reconstrucción que fue posible gracias al trabajo de investigadores de las foniatrías del centro San Maurizio de Bolzano, coordinado por Francesco Avanzini y el médico jefe del departamento de Otorrinolaringología Rolando Fustos.

Los científicos recrearon su voz, tomando como base un modelo de su tracto vocal a partir de tomografías computarizadas, dando como resultado una frecuencia similar a la del hombre moderno.

A partir del tamaño de su cabeza, grande con respecto a su cuerpo delgado, reconstruyeron su sonido, el cual dio como resultado una frecuencia similar a la de los hombres actuales, entre 100 y 150 Hz.

Con otras pruebas lograron determinar que el cobre con el cual fue construida el hacha encontrada junto a la momia no procedía de los Alpes, como se pensó inicialmente, sino del sur de la Toscana y que Ötzi no se dedicaba al tratamiento de ese metal, sino que era cazador y arquero.

También corroboraron que efectivamente el individuo padeció de ateroesclerosis, pero suponen que su muerte se produjo tras un conflicto, tres días antes de su fallecimiento.

Desde 2001 se supo que el hombre de las nieves murió asesinado, al descubrírsele la punta de una flecha en la espalda, a la altura del hombro izquierdo, y ello ocurrió entre los años 3350 y 3100 antes de nuestra era, a causa de la hemorragia provocada por la herida.

Los últimos estudios indican que ocurrió en una emboscada, un flechazo a la distancia y que fue tomado por sorpresa.

jha/smp

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES