NOTICIAS

Denuncian politización de fracción cocalera en Bolivia

La Paz, 20 sep (Prensa Latina) El sociólogo y analista político Eduardo Paz opinó hoy que la fracción de cocaleros de los Yungas de este departamento, dirigida por Freddy Machicado, intenta desestabilizar al Gobierno del presidente Luis Arce.

“Esto es muy claramente visible en el pliego petitorio publicado, es una declaración muy clara, muy identificada del señor (Gabriel) Amato, que está señalando claramente: lo que queremos es desestabilizar al Gobierno democrático de Bolivia y hacerlo caer”, comentó respecto al ultimátum publicado este lunes.

Subrayó el analista que se trata de un discurso provocador, sin duda articulado con las logias de poder de (el departamento de) Santa Cruz, con su Comité Cívico, que también se han pronunciado en la misma línea.

“No buscan solución a los problemas o ayudar en la planificación efectiva para realizar un censo que sea efectivamente importante para Bolivia, sino lo que pretenden es generar una situación de inestabilidad”, sostuvo entrevistado por el canal Bolivia TV.

Paz reiteró que de esta forma buscan debilitar al Gobierno democrático, elegido por más del 55 por ciento de los votos y que conduce de una manera efectiva el país, con un desarrollo económico sostenido e importantes avances a diferencia de lo que calificó de “catástrofe” con el golpe de Estado de 2019 y el régimen de facto.

“En este sentido, debo decir que en realidad son infiltrados y provocadores que quieren generar una convulsión social -dijo-, creo que la gran mayoría del pueblo boliviano va a rechazar totalmente esta maniobra pues lo importante es pacificar este tema de los productores de coca de los Yungas”.

Paz añadió que las bases de cocaleros deben aislar a quienes pretenden generar una situación de inestabilidad y de violencia con fines ajenos a la defensa de sus afiliados.

Reafirmó que cada vez resulta más evidente el objetivo de coordinar una acción conspirativa con los intereses de la oligarquía cruceña y otros pequeños grupos interesados en debilitar al Gobierno, pero que hasta ahora han demostrado que son muy débiles.

Al referirse a Machicado, significó que corresponde aplicar la ley por los delitos cometidos el 8 de septiembre con la violencia en Villa El Carmen, y de igual forma se debe actuar con las personas descubiertas en posesión de dinamita. “Reitero, el presidente en funciones, Andrónico Rodríguez, señaló que el camino es el diálogo y hallar una salida definitiva que favorezca a las bases y no a estos grupos interesados en crear un caos en la ciudad de La Paz”, recalcó el analista.

Paz comentó que el deseo de los productores de coca de los Yungas es solucionar el problema de una manera estructural, y esa es la vía del diálogo.

Indicó que el camino definitivo está en una elección de dirigentes organizada por el Tribunal Electoral Departamental, y que quienes reciban la mayor cantidad de votos sean los reconocidos.

mgt/jpm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES