NOTICIAS

Escenas del cine cubano respaldan nuevo Código de Las Familias

peliculas-cubanas
La Habana, 20 sep (Prensa Latina) Con una selección de imágenes del catálogo fílmico local, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos suscribe hoy el aval de la industria del séptimo arte al nuevo Código de las Familias en la isla.

Desde las diferentes redes sociales asociadas a la entidad, destaca la campaña #CódigoSi, la cual ilustra las ventajas de la nueva legislación a través de las escenas de filmes, que abordan la diversidad sexual, derechos de la infancia, respeto a las personas de la tercera edad, entre otros asuntos.

En ese sentido, destaca entre las instantáneas la cinta Fresa y Chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío (1993), ejemplo pionero de la temática LGBT en el cine caribeño, primera película de la isla nominada al Oscar internacional y ganadora del Premio Goya al mejor largometraje extranjero en 1995.

Asimismo, sobresale el audiovisual Esther en alguna parte, de Gerardo Chijona (2013), adaptación de la novela homónima de Eliseo Diego García, que narra la historia de Lino y Larry, dos ancianos unidos con la misión de descubrir el pasado de la esposa de Lino y encontrar el paradero de Esther Rodenas, el gran amor de la vida de Larry.

Bajo el eslogan, la Familia contada por el cine, aparece también en la selección la cinta Por qué lloran mis amigas, de Magda González Grau (2017), el cual invita a la reflexión sobre los desafíos que enfrentan las mujeres en la sociedad cubana actual, la diversidad, amistad y honestidad, a partir del reencuentro de cuatro amigas.

De igual forma, aparece en la muestra la película Conducta, de Ernesto Daranas (2014), cuya trama se centra en la vida de Chala, un niño de once años que vive solo con su madre adicta y entrena perros para buscar un sustento económico, mientras enfrenta junto a su maestra la decisión de ser trasladado a una escuela de conducta.

Por estos días, las plataformas digitales sirven también de escenario para la campaña de respaldo al Código desarrollada por la Casa productora para el activismo social Proyecto Palomas, cuyos audiovisuales reflejan las historias de los cubanos, el rol de los ancianos, el papel de los/las cuidadores, la paternidad, la violencia familiar, entre otros temas.

El nuevo Código de las Familias, que será sometido a referendo popular el próximo 25 de septiembre, protege a los sectores vulnerables, afronta la discriminación, la violencia domiciliaria y reconoce los derechos del niño y del adulto mayor, entre muchos aspectos beneficiosos para la sociedad.

mem/lbl

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES