NOTICIAS

Especialistas japoneses recorren hospitales del oriente de Cuba

Holguín, Cuba, 20 sep (Prensa Latina) Especialistas asociados a la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), en Cuba, evaluaron hoy el impacto de sus contribuciones en tres instalaciones sanitarias de esta ciudad del oriente del país.

Desde 2017 JICA benefició con la entrega de equipamientos médicos a los hospitales provinciales de Holguín Vladimir Ilich Lenin, el clínico quirúrgico Lucía Íñiguez Landín y el infantil Octavio de la Concepción de la Pedraja.

Hasta ellos llegaron durante esta jornada Dai Fujita y Eriko Kawaguchi, de las empresas International Total Engineering Corporation y Marubeni Protechs Corporation, respectivamente, como parte de su visita anual para comprobar el estado y uso de las donaciones.

Dai Fujita destacó a Prensa Latina que los centros holguineros forman parte de las 34 unidades sanitarias de Cuba adonde llega la colaboración de la nación nipona, con dispositivos para detectar, precozmente, enfermedades oncológicas, equipos Rayos X, endoscopios, mamógrafos y otros.

Medios que como en el caso del departamento de Anatomía Patológica del hospital “Lenin” beneficia tanto a la asistencia médica, como a la docencia y la investigación, al poder disponer en el laboratorio de modernos microscopios, dispensadores de parafina, micrótomo, procesador de tejidos, entre otros instrumentos.

Esos aparatos médicos son utilizados, también, por científicos del Centro para la Investigación y la Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias en el desarrollo de estudios sobre esa enfermedad neurodegenerativa, que en esta provincia tiene la mayor tasa de prevalencia e incidencia en el mundo.

La doctora Amalia Pupo, directora del hospital Lenin, resaltó que JICA fue fundamental en la digitalización del Servicio de Imagenología, lo cual repercuteo en una atención más ágil y directa a sus pacientes.

Tanto ella como cada uno de los médicos cubanos que intercambiaron con los visitantes agradecieron la entrega de estos equipos, identificados con una etiqueta, en la cual se lee “Colaboración del pueblo japonés” y que como subrayaron, son esenciales para atender a más personas y con mayor calidad.

JICA desarrolla disímiles proyectos en países en vías de desarrollo, como Cuba, donde intervienen, además, en otras áreas de gran importancia para el progreso social, entre ellas, la producción de arroz y granos básicos, transporte, energía y medioambiente.

lam/mlp

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES