NOTICIAS

Parlamento de Perú celebra su bicentenario, sumido en impopularidad

Lima, 20 sep (Prensa Latina) El Parlamento de Perú celebró hoy sus 200 años con un programa de actividades dirigido a mejorar la imagen, profundamente devaluada en las encuestas, que le asignan una desaprobación de más del 80 por ciento.

Una misa en la Catedral Católica de Lima y una sesión solemne del Congreso de la República, fueron pruebas de los esfuerzos de ese último por resaltar su importancia como garante de la democracia representativa.

La mayoría congresal opositora culpa de la mala imagen del Legislativo a las constantes críticas del Gobierno del presidente Pedro Castillo, a quien busca destituir desde el inicio de su mandato quinquenal y va camino a un nuevo intento, tras dos fracasos en ese empeño.

Pese a ello, Castillo envió una carta de felicitación al presidente del Congreso, José Williams Zapata, un general retirado a quien sus detractores cuestionan por sospechas de involucramiento como oficial en violaciones de los derechos humanos durante la llamada guerra interna de hace décadas.

El saludo califica al Legislativo como órgano representativo de la nación y pilar de la democracia y ratifica la disposición del Ejecutivo a trabajar junto al Congreso, «al servicio de los intereses del pueblo peruano”.

En su discurso en la sesión parlamentaria, Williams admitió que “recuperar la imagen del Poder Legislativo es fundamental para acercarnos otra vez al pueblo y ser dignos de tener su representación”.

“No es posible que la mayor crítica y desacreditación de la institucionalidad del Congreso algunas veces venga de los propios parlamentarios“, expresó. El bicentenario fue precedido por el anuncio del jefe de la Oficina de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, de una investigación sobre el uso de los fondos de subsidio oficial al desarrollo institucional de los partidos, en la medida de los votos recibidos en las elecciones generales.

La indagación fue motivada por una denuncia periodística de gasto indebido de subsidio a los partidos, como cuantiosos honorarios al jefe de campaña de un candidato a la alcaldía u honorarios pagados por supuestos servicios a un partido, a la abogada de una dirigente investigada por corrupción.

Otra denuncia coincidente señala que en solo unas semanas en que permaneció como presidenta del Congreso, la derechista Lady Camones dispuso contratar a más de un centenar de nuevos funcionarios, entre ellos allegados a su partido y a los negocios del jefe de la organización, César Acuña

La impopularidad del Congreso es tal, que el diario El Comercio, buque insignia del mayor grupo mediático del mismo nombre y furibundo opositor, reconoció que la desaprobación del Legislativo no es solo producto de lo que sostiene es una campaña de ataques gubernamentales.

Señala al respecto que esa campaña existe, “pero los legisladores, en su mayoría, contribuyen cotidianamente a forjar el descrédito que los mella”.

El conservadorismo del Congreso se evidencia de otro lado en paradojas históricas, como el hecho que nació el 22 de septiembre de 1822 como Congreso Constituyente, pero su versión actual ha bloqueado toda iniciativa de convocar a una asamblea constituyente como vía de salida a la prolongada crisis política y social.

lam/mrs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES