miércoles 28 de septiembre de 2022

NOTICIAS

Cuba: Abel Prieto calificó a Fidel de visionario ante guerra cultural

La Habana, 22 sep (Prensa Latina) El presidente de Casa de las Américas, Abel Prieto, consideró hoy a Fidel Castro un visionario de la guerra cultural contra Cuba, pues fue capaz de avizorarla durante la década de 1980 y 1990 del pasado siglo.

   Durante ese período, afirmó el reconocido escritor, el líder estableció un diálogo excepcional con esa vanguardia intelectual que conformaba entonces la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y siguió de cerca el proceso cultural porque apuntaba era clave para la fortaleza de la Revolución.

   Prieto evocó algunos de los discursos del Comandante en Jefe donde nombró la cultura como escudo y espada de la nación y convidó a salvarla primero en defensa de la patria misma, el socialismo, la igualdad y la identidad de la nación.

   El intelectual se refirió a la importancia que dio Fidel Castro al conocimiento de la historia y el enfrentamiento a la globalización para evitar la penetración de símbolos foráneos que simplifican la idea de cultura a entretenimiento y mercancía.

   Cuando Fidel convidó a salvar la cultura no hablaba solo del arte y la literatura sino de la conciencia, los valores y la conducta para evitar aquellos reflejos condicionados creados por la mezcla de propaganda comercial con manipulación informativa, resaltó el otrora ministro de Cultura.

   Al decir del también poeta, el autor de la Historia me Absolverá consideró la cultura como un antídoto para hacer frente a la propaganda consumista y a la guerra cultural y mediática que nos vuelve reproductores de modelos que son ajenos a la identidad cubana.   

En el espacio Con luz propia que aconteció en el centro bautizado con el nombre del Comandante en Jefe, el autor del texto El vuelo del gato rememoró su primer encuentro cerca del líder histórico en una recepción durante la convocatoria del Premio Casa de las Américas.

   Asimismo, resaltó la vocación fidelista presente en su familia, sobre todo en la persona de su padre que seguía los pasos y discursos del impulsor de la lucha en la Sierra Maestra y transmitió a sus hijos el respeto y la admiración por sus ideas.

   La presencia de Fidel Castro fue constante y siempre era preciso buscar su guía y saber su criterio acerca de determinado tema. Por eso aún hablamos de él en presente, no como una figura patrimonial sino como un acompañante permanente que inspira, afirmó Prieto.

jha/yrv

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES