miércoles 28 de septiembre de 2022

NOTICIAS

Festival Universitario enaltece baile de casino en la cultura cubana

festival-universitario-enaltece-baile-de-casino-en-la-cultura-cubana
La Habana, 22 sep (Prensa Latina) Como parte del proyecto Retomando el Son, comienza hoy en centros de educación superior de Cuba el Festival Universitario Bailando Casino, evento que marca el ritmo rumbo a la cita mundial prevista para finales de noviembre.

Durante la primera etapa del certamen la fiesta tomará todas las casas de altos estudios de la isla y en un segundo momento acontecerá el encuentro territorial, que acontecerá el 16 de octubre en las universidades de Holguín, Villa Clara y Pinar del Río

Según informa el sitio oficial del Ministerio de Educación Superior, en el marco de la jornada por el Día de la Cultura Cubana (20 de octubre), tendrá lugar la tercera ronda de bailadores, donde participarán los ganadores de las etapas precedentes en busca de obtener alguno de los tres premios en disputo para asistir al festival Mundial Bailando Casino.

La cita internacional tendrá lugar del 20 al 24 de noviembre, en Caracas, Venezuela y reunirá a miles de casineros con el propósito de romper el récord Guinness, que hasta ahora ostenta España (2019) con una rueda de mil 291 personas bajo el lema Cubaneando por la Candelaria.

Según informó recientemente el director de la agrupación Azúcar Negra y líder de la iniciativa en la isla, Leonel Limonta, espacios como el festival y acciones realizadas durante el año, buscan promover el baile popular cubano y vindicar el lugar del son dentro de la cultura nacional.

Rumbo al encuentro en Venezuela, se desarrollan periódicamente, eventos de casineros que constituyen herramientas para medir el impacto del género y el estado del gremio, que defiende esta expresión danzaria popularizado en los salones de baile de Cuba a mediados del siglo XX,.

El casino se nutre de elementos básicos del danzón, el son urbano y el chachachá, al tiempo que conjuga expresiones modernas como resultado de una constante evolución de la música popular y las necesidades de sus cultores.

De acerdo con Graciela Chao, autora del libro Dos siglos de bailes populares de salón cubanos, estas maneras de bailar aportaron los “pasos básicos, los giros, los paseos, los marques, la caja y numerosas figuras”, mientras el casino adoptó, igualmente, los aires de las nuevas sonoridades del panorama nacional, como el songo, la salsa, el son moderno y la timba.

Es por ello que proyectos como el impulsado por Limonta pretenden incentivar la práctica de este género y a paralelamente articular un movimiento artístico-cultural que vincule a varias generaciones.

mv/lbl

EDICIONES