NOTICIAS

Presidente libanés confirma conclusión de disputa marítima

Beirut, 22 sep (Prensa Latina) El presidente de la República Libanesa, Michel Aoun, confirmó la conclusión de los asuntos en el expediente de demarcación de las fronteras marítimas del sur con Israel, trascendió hoy en el escenario político-social del país.

Según la cuenta de Twitter de la presidencia, Aoun expresó al vicetitular del Consejo Supremo Islámico Chiíta, Sheikh Ali Al-Khatib, que Líbano obtendrá lo que merece de la riqueza y aseguró «felices conclusiones» en relación a la disputa con Tel Aviv.

Después de la reunión en el Palacio de Baabda, Al-Khatib subrayó que nadie puede renunciar a su derecho soberano a la luz de la única posición libanesa e insistió en la necesidad de no crear un vacío a nivel gubernamental y presidencial, destacó el canal panárabe Al Mayadeen.

El vicepresidente del Consejo Supremo Islámico Chiíta enfatizó la urgencia de formar un nuevo gobierno lo antes posible con la cooperación y la responsabilidad de todos para salvar al país de la actual crisis.

Más temprano, el primer ministro designado, Najib Miqati, reafirmó en el segmento de alto nivel de la 77 Asamblea General de la ONU la adhesión de Líbano a la soberanía, riqueza y derechos en sus aguas territoriales.

El jefe del gobierno en funciones informó del progreso en las negociaciones indirectas con Israel, bajo el auspicio del organismo multilateral y con la mediación de los Estados Unidos.

Miqati agregó que la importancia para Líbano de una solución final está determinada a proteger los intereses nacionales, el bienestar del pueblo y la posibilidad de invertir en sus recursos naturales y su zona económica exclusiva.

En el contexto de su presencia en Nueva York, el primer ministro libanés abordó el archivo de la demarcación de las fronteras con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken y el mediador Amos Hochstein.

Líbano defiende la posición unificada en relación a la Línea 23 y todo el campo de Qana, una zona rica en petróleo y gas en disputa de unos 860 kilómetros cuadrados.

Ante este panorama, el secretario general de Hizbulah, Hassan Nasrallah, subrayó que no se puede permitir la explotación del campo de Karish por parte de Israel antes de que Líbano obtenga sus demandas.

La máxima figura de la Resistencia islámica libanesa recalcó que, si se impone la confrontación será absolutamente inevitable, pues israelíes, estadounidenses y otros tienen suficientes datos sobre la seriedad de Hizbulah y “que no está bromeando sobre el asunto».

A inicios de junio pasado, la presencia de la plataforma Energean Power al servicio de Israel en la frontera sur de Líbano con Palestina ocupada avivó la disputa marítima con Tel Aviv.

mem/yma

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES