ESCÁNER

ESCÁNER: La Paz en Colombia ante la posibilidad real (+Fotos +Audio)

la-paz-es-posible
Colombia comienza a transitar una nueva etapa histórica caracterizada por un gobierno de corte progresista elegido por un sector mayoritario del pueblo y cuya política transversal a todo el programa propuesto es la paz.
Por:
Odalys Troya
Odalys Troya Flores

Corresponsal jefa en Colombia

Odalys Troya
Odalys Troya Flores

Corresponsal jefa en Colombia

Odalys Troya
Odalys Troya Flores

Corresponsal jefa en Colombia

Odalys Troya
Odalys Troya Flores

Corresponsal jefa en Colombia

Para el presidente del país, Gustavo Petro, sin la paz ninguno de los cambios diseñados para hacer de Colombia una nación con más justicia social, seguridad ciudadana e inclusión serán posibles.

Por eso, desde antes de su toma de posesión su accionar estaba enfocado en ese rumbo, sobre todo en el cumplimiento del Acuerdo de Paz firmado en 2016 entre las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno de Juan Manuel Santos en representación de Estado.

Durante el anterior mandato del expresidente Iván Duque (2018-2022) este Acuerdo refrendado en la Constitución y para el cual fueron necesarios más de cuatro años de pláticas y negociaciones para concretarlo, no tuvo los avances esperados.

Importantes puntos como la reforma agraria integral lejos de ejecutarse sufrieron reveces y el campo siguió desatendido, la sustitución de los llamados cultivos ilícitos generó más conflictos, el desplazamiento de las comunidades se mantuvo y la muerte siguió en los territorios del país.

Por otro lado, las masacres, asesinatos de líderes sociales y de exguerrilleros en proceso de reincorporación aumentaron durante el gobierno de Duque, a lo que se suma el estallido social más grande los últimos 70 años en Colombia, protagonizado por el pueblo en el año 2021.

IndePaz

Esta explosión de descontento se expresó en multitudinarias manifestaciones iniciadas el 28 de abril que se extendieron hasta finales de junio, de manera ininterrumpida.

La represión policial y militar contra la población que salía de manera pacífica a manifestar su desacuerdo con un grupo de políticas gubernamentales consideradas neoliberales fue un elemento que, sin dudas, copó la paciencia de un país que, al decir de su presidente Petro, es uno de los más hermosos del mundo, pero violento.

LA PAZ TOTAL

El gobierno de Petro contempla para llevar adelante su programa presentado en su campaña electoral la llamada política de Paz Total, en ese sentido una de sus primeras acciones, en los primeros días tras la investidura presidencial fue explorar las posibilidades del reinicio de un diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Con ese objetivo envió a Cuba una delegación integrada por el canciller Álvaro Leyva, el Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, y el presidente de la Comisión de Paz del Congreso, Iván Cepeda.

Tras reunirse con los líderes de la delegación del ELN en La Habana, manifestaron su satisfacción por los resultados y Rueda anunció que el Gobierno de Colombia reconoce la legitimidad de la delegación de diálogos del ELN en la búsqueda de la paz.

Dialogos de paz entre Gobierno de Colombia y ELN

«En consecuencia, el Gobierno adoptará todas las medidas políticas y jurídicas en el marco del derecho interno y el derecho internacional, para garantizar las condiciones que permitan el reinicio de las conversaciones con el ELN, incluido el reconocimiento de los Protocolos», manifestó.

El funcionario ratificó, asimismo, la voluntad del gobierno de Petro, de cumplir los compromisos asumidos anteriormente por el Estado Colombiano para alcanzar la paz, estancados desde el mandato de Duque.

«Constatamos que el ELN comparte la voluntad de paz del Gobierno colombiano, que escuchan las voces de múltiples sectores de la sociedad, que desde los territorios y diversas instancias están clamando por una solución dialogada al conflicto armado», aseguró.

Danilo Rueda

En ese sentido, las posibilidades de sentarse a la mesa de diálogo parecen inminentes al tiempo que varios países como Cuba, Chile, Venezuela y España han manifestado su deseo de apoyar esa búsqueda legendaria de la paz en Colombia.

OTROS GRUPOS ARMADOS

Pero la Paz Total no solo atañe a un diálogo con el ELN porque, de acuerdo con un análisis realizado por el Comité Internacional de la Cruz Roja, en Colombia hay seis conflictos armados y otros tipos de violencia que afectan drásticamente la vida de las personas.

Por tal razón, el gobierno de Petro ha solicitado a todas esas estructuras un cese el fuego multilateral y poner fin a la guerra.

El senador Iván Cepeda confirmó a la sección Escáner de Prensa Latina que a finales de este mes celebrarán en Colombia una cumbre por el alto al fuego multilateral en pos de alcanzar la paz en este país.

Ivan-Cepeda

«Es muy importante que trabajemos por un alto al fuego de carácter multilateral. En todas las regiones del país que hemos visitado existe el clamor de las comunidades, porque la no implementación del Acuerdo de Paz llevó a la proliferación de grupos armados de toda índole», manifestó.

Entonces al lado de las iniciativas de negociaciones, como es la mesa con el ELN, queremos que se vaya generando en el país un paulatino alto al fuego de carácter multilateral, puntualizó.

«Y ese es el propósito de una gran reunión que hemos convocado para el 29 de septiembre que será la Cumbre por el alto al fuego multilateral», subrayó Cepeda.

La cita será auspiciada por el congreso de la República y con la participación de la iglesia católica, iniciativas humanitarias como la promovida por el expresidente Ernesto Samper (1994-1998) y la participación de las comunidades territoriales, detalló.

El presidente de la Comisión de paz del Congreso aseguró que hay disposición de algunos de estos grupos y personas individuales que los integran, pero -dijo a Escáner- es una operación compleja.

«Ya no se trata del alto al fuego entre las fuerzas militares del Estado y el ELN o cualquier otro grupo, sino que hay que lograr que se produzca en los territorios la conjunción de voluntades para lograr este propósito», acentuó.

Esa operación es compleja y se diseñará de la mejor forma, reiteró al senador al tiempo que recalcó que cada grupo busca controlar territorios, apropiarse de rentas ilegales, entre otros actos que afectan a las poblaciones más vulnerables y al país en general.

Esta es una iniciativa del conjunto de fuerzas implicadas en lograr la paz en Colombia, tanto del Congreso a través de sus comisiones de paz, de la Coordinadora Humanitaria, como de la iglesia católica, y lo fundamental es el trabajo mancomunado con las comunidades, entidades citadas y organismo internacionales.

Sobre su reciente visita a Cuba junto al canciller y el alto comisionado para la paz para explorar el posible reinicio de los diálogos de paz con el ELN, Cepeda afirmó que fue «trascendental».

ELN

«Después de cuatro años de silencio, de desconfianza, de interrupción de los diálogos, en 48 horas hicimos lo que no hizo el gobierno en ese tiempo: y es poner de nuevo en marcha el proceso», recalcó.

Recordó que en la administración de Iván Duque «como diría un título literario: ‘En busca del tiempo perdido’, eso es lo que necesitamos ahora hacer».

No solo se hizo muy poco por la paz en el mandato anterior, sino que se hicieron esfuerzos concertados y sistemáticos para atacar y hacer el mayor daño posible al proceso de paz en Colombia, recordó el congresista.

OTRO ENFOQUE

Petro asegura que la Paz Total también pasa por un nuevo enfoque a la lucha contra las drogas que, lejos de solucionar el problema del narcotráfico ha ensangrentado al país.

En su reciente discurso en el segmento de alto nivel del 77 Período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, aseguró que la guerra contra las drogas fracasó.

Petro ONU

Recordó que 40 años ha durado la guerra contra las drogas y si no se corrige el rumbo y esta se prolonga otros 40 años, Estados Unidos, considerado el principal consumidor, verá morir de sobredosis a dos millones 800 mil jóvenes por fentanilo, que no se produce en América Latina.

«Verá millones de afros norteamericanos ser apresados en sus cárceles privadas. El afro preso se convertirá en negocio de empresas carceleras, morirán asesinados un millón de latinoamericanos más, nos llenarán de sangre nuestras aguas y nuestros campos verdes, verán morir el sueño de la democracia tanto en mi América como en la América anglosajona», enfatizó.

El gobernante asegura que su gobierno propone alternativas a la economía de la cocaína y la minería ilegal (que contribuyen a perpetuar la violencia) y es el plan del territorio para la prosperidad de su propia sociedad, secundado y fortalecido por el dinero público de toda Colombia, y en cuya base está la paz.

avs/otf

Colaboraron en este trabajo:

Alain-Valdes
Alain Valdés Sierra

Jefe de la redacción Centro-Sur

Laura Esquivel

Editora Web Prensa Latina

Más en Escáner
MINUTO A MINUTO
EDICIONES