miércoles 28 de septiembre de 2022

NOTICIAS

Vicepresidenta argentina denuncia agresiones en su contra

Buenos Aires, 23 sep (Prensa Latina) La vicepresidenta argentina, Cristina Fernández, afirmó hoy sentirse en estado de indefensión tras el intento de asesinato en su contra y ante ataques mediáticos y judiciales.

Al asumir su defensa en la Causa Vialidad, la también titular del Senado aseguró que hasta el 1 de este mes, cuando ocurrió el ataque, pensaba que todo era solo para estigmatizarla a ella y al peronismo.

El 22 de agosto, el fiscal Diego Luciani solicitó 12 años en prisión para la exmandataria y su inhabilitación para ejercer cargos públicos por presuntas irregularidades en la adjudicación de obras en la provincia de Santa Cruz entre 2003 y 2015.

Poco más de una semana después, un hombre identificado como Fernando Sabag apuntó a la cabeza de la expresidenta mientras saludaba a personas reunidas cerca de su domicilio en el capitalino barrio de Recoleta.

Doctor (Jorge) Gorini, me están juzgando por asociación ilícita en cinco procesos. Dijeron, además, que firmé un memorando con Irán para encubrir a los autores del atentado a la Asociación Mutual Israelita, cuando fui la única legisladora que denunció un juicio amañando por sus colegas, afirmó Fernández al dirigirse al presidente del Tribunal.

No suscribí las mentiras, pero cuando me convertí en presidenta trataron de mostrarme como encubridora. Eso lo armaron ustedes en Comodoro Py (Tribunal Federal). Creí que querían proscribirme y difamarme, pero después del día 1 supe que hay algo más, aseveró.

Fernández indicó que “desde el ámbito judicial se da licencia social para que cualquiera pueda pensar y hacer cualquier cosa” y cuestionó la inacción de ese sector ante denuncias presentadas por agresiones en su contra.

Mi despacho en el Senado fue destrozado por piedras lanzadas durante más de 40 minutos sin que ninguna fuerza de seguridad lo impidiera. Poco después aparecieron afiches con mi rostro y el letrero de Asesina. Todo es parte de una campaña y los jueces se niegan a procesar a los sospechosos, explicó.

Además, señaló que los cuatro detenidos por el reciente ataque en su contra no son los autores intelectuales del hecho y condenó la manipulación de la información por medios como Clarín y La Nación.

Me siento en estado de indefensión, muy intranquila. Quienes me juzgan son amigos y jugaban al fútbol con el expresidente Mauricio Macri y los abogados defensores de quienes intentaron matarme eran asesores de un senador y una diputada de la oposición, dijo la vicepresidenta.

oda/gas

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES