NOTICIAS

Gobierno ecuatoriano fortalece lucha contra violencia de género

Quito, 24 sep (Prensa Latina) El reciente femicidio de la abogada María Belén puso en jaque al Gobierno ecuatoriano que hoy toma decisiones que van desde exigencias a la Policía hasta promesas de recursos para enfrentar la violencia de género.

El presidente Guillermo Lasso exigió respuestas a la Policía Nacional y dio un plazo de siete días para capturar al exesposo de Belén, Germán Cáceres, instructor de la Escuela Superior de Policía, quien se encuentra prófugo desde el pasado 11 de septiembre, fecha en que se cometió el asesinato, perpetrado según parece indicar, en la propia institución.

Lasso pidió, además, la renuncia del ministro del Interior, Patricio Carrillo y de altos mandos de la cúpula policial, y la desvinculación de la entidad de los generales Freddy Goyes y Giovanni Ponce, tras cometer omisiones en la captura de Cáceres.

Aseguró que se fortalecerá la lucha contra la violencia de género en la Secretaría de Derechos Humanos y destinará recursos para la ejecución de la Ley y el Plan de Prevención y Erradicación de ese flagelo.

El mandatario subrayó que “esto no debe suceder nunca, pero mucho menos en un edificio público donde se forman quienes deben protegernos” y manifestó que Ecuador está de luto por María Belén y por todas las mujeres que han sido víctimas de femicidio.

“La mejor manera de honrarlas será luchar sin descanso para erradicar definitivamente de nuestra sociedad la violencia de género», sentenció.

En este contexto, la Oficina de la Organización de Naciones Unidas en Ecuador pidió al Gobierno redoblar las acciones para frenar los femicidios y proteger a las mujeres de todo tipo de violencia.

En un comunicado remarcó que este crimen “forma parte de una grave situación de violencia contra las mujeres” en esta nación suramericana.

Detalló que, según datos de la Función Judicial, en lo que va de 2022 en este país se han reportado 264 homicidios intencionales de mujeres, 59 registrados como femicidios.

Asimismo, instó a las autoridades del Estado a redoblar sus esfuerzos para la protección de las mujeres y la respuesta contra todas las formas de violencia, mediante acciones concretas.

Para ello, precisó, se requiere capacitación, protocolos adecuados para todos los servidores públicos, y recursos para la protección y atención a las sobrevivientes.

Por otra parte exhortó al sistema de justicia a robustecer su accionar, con el objetivo de no dejar ningún caso impune.

De acuerdo con las estadísticas de muertes de mujeres en contexto delictivo de la Fiscalía General del Estado, el año 2021 fue el más violento para las féminas en Ecuador con 227 casos, cifra ya superada en lo que va de 2022.

Según ONU Mujeres, Ecuador es uno de los países con mayores niveles de violencia machista de la región, muestra de ello es que se encuentra entre los tres primeros en incidencia de embarazo infantil y adolescente, producto de actos violentos en la mayoría de los casos.

rgh/lpn

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES