NOTICIAS

El Salvador obligado a presupuesto más realista para 2023

San Salvador, 30 sep (Prensa Latina) El gobierno del presiente salvadoreño, Nayib Bukele, está obligado a buscar un presupuesto realista que se ajuste a las disponibilidades de fondos en medio de la crisis de la deuda, opinan hoy economistas.

Expertos, políticos y medios de prensa abordan el problema de la configuración del presupuesto para 2023 y estiman que el mismo deberá incluir recortes de gastos que afectarán programas sociales y obras de infraestructuras anunciadas por el Ejecutivo como el Tren del Pacífico, el Aeropuerto de Oriente y la reconstrucción de escuelas, hospitales y carreteras.

El Gobierno presentará este viernes el presupuesto general de la nación para 2023 que estará basado en un documento elaborado por Hacienda que incluye los lineamientos a seguir para elaborar su plan de gastos del próximo año y que plantea un recorte de 0.5 por ciento a la inversión pública y una disminución del 1.4 por ciento en el gasto corriente.

Eso se traduce en que la inversión de ministerios e instituciones estatales se reducirá de un 4.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) este año, a un 3.7 por ciento en 2023.

La economista Tatiana Marroquín en declaraciones al diario La Prensa Gráfica explicó que la apuesta de los gobiernos es, usualmente, incrementar la inversión pública, con programas sociales y subsidios para la población más vulnerable. Con este recorte, sin embargo, existe riesgo de que estos proyectos se reduzcan, puntualizó.

Por otra parte el economista Rafael Lemus explicó en igual dirección que los números del Gobierno anuncian un recorte a la inversión pública y una disminución en los ingresos, que resultarán en un fuerte ajuste fiscal.

Esto último, dijo, debido a la presión de la deuda pública y el panorama adverso en la recaudación de impuestos.

Por otra parte, algunos se preguntan si la poda en el presupuesto será tan acentuada en un año electoral en el que Bukele buscará un segundo mandato, pese a la oposición de sectores políticos que aparentemente no tienen posibilidades de presentar una figura que detenga ese propósito.

La pregunta es si ellos tienen la convicción de hacer esto en un año electoral, porque su política desde que empezaron fue la expansión de gastos, señalan observadores políticos.

Por otra parte, sectores opositores en la Asamblea Nacional (parlamento) precisan al Ejecutivo para que cumpla con el criterio de transparencia y equilibrio en su presupuesto, así como utilizar estadísticas y proyecciones reales en la elaboración del mismo.

En ese sentido, el jefe de fracción de la derechista Alianza Republicana Nacionalista en el legislativo, René Portillo, demandó que la administración priorice el gasto público y deje de gastar millones en publicidad, en lobistas, en viajes y viáticos.

La presentación del plan presupuestario coincide con informes que señalan que la economía local creció casi un tres por ciento durante el segundo trimestre del 2022, según el Banco Central de Reserva.

oda/lb

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES