NOTICIAS

La cara de la desocupación en Panamá

Ciudad de Panamá, 30 sep (Prensa Latina) Una mayoría de la población panameña, en particular los jóvenes, sigue hoy sin ver oportunidades de empleo, aunque informes oficiales hablan de paulatina reanimación económica tras dos años de Covid-19.

Una reciente convocatoria hecha por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel) reunió a más de 20 mil jóvenes entre 18 y 30 años de edad a presentar sus hojas de vida ante 50 empresas, en su mayoría privadas, para optar por una plaza.

Como la verdadera cara de la desocupación y la informalidad vieron algunos analistas aquellas largas filas esta semana en el Hotel Panamá durante la Feria de Empleo Konzerta, mientras el Gobierno estimaba que la experiencia era positiva.

La titular de Mitradel, Doris Zapata, llego a afirmar que se observó a cada una de esas personas buscar su oportunidad en los diferentes espacios de la actividad económica nacional que les permita sustentar habilidades y ser parte del crecimiento, con la participación activa de su recurso humano.

Sin embargo, el sociólogo Enoch Adames estimó que la feria laboral es un reflejo del tipo de economía y fundamento de la crisis social y laboral.

Una economía hiperespecializada en comercio y servicios no estimula la creación de una fuerza trabajo con valor agregado, con educación y conocimiento científico tecnológico, indicó.

También el consultor laboral René Quevedo dijo al diario La Estrella de Panamá que Konzerta no fue más que un reflejo de la enorme necesidad de empleo que hay en el país, acrecentada tras dos años de pandemia.

Como consecuencia de las restricciones por la dolencia, agregó, «tres de cada cuatro trabajadores asalariados (formales) de la empresa privada perdieron sus empleos o le suspendieron los contratos”.

De su parte, un reciente estudio de opinión pública realizado para el Grupo Epasa, por la consultora Gallup Panamá, reafirmó que gran parte de la población se siente rezagada o tiene pocas expectativas de alcanzar mejores oportunidades económicas.

A la pregunta sobre este asunto, un 44 por ciento de los encuestados respondió que están disminuyendo las posibilidades de mejoras.

Para el catedrático y economista, Juan Jované, esto es el resultado de un crecimiento económico que no va de la mano con la empleabilidad y la ocupación.

Jované explicó al diario Panamá América que en la última encuesta de hogares a principio de año, el 56 por ciento de la población tenía un alto nivel de precariedad laboral, donde destacaban los desocupados, subocupados y los ocupados de tiempo parcial.

El economista señaló además la ausencia de un plan efectivo por parte del Gobierno, lo cual tiene retenido, de alguna manera, la inversión con proyectos que tienen financiamiento y no arrancan, van lentos o no le pagan a las empresas que desarrollan.

Gallup Panamá también ubicó al desempleo y la falta de fuentes de trabajo, como el tercer gran problema que aqueja al país, solo por debajo de la corrupción y el alto costo de la vida; así como la segunda causa de preocupación familiar.

Al respecto otros estudiosos como el sociólogo Alonso Ramos consideran que en el pais canalero el sistema educativo nacional y el mercado de trabajo no tienen ninguna conexión, pues año tras año se gradúan de la escuela secundaria y de la universidad centenares de miles de jóvenes que se sumarán a las filas de desempleados y los trabajadores informales.

La economista Maribel Gordón, ahora precandidata presidencial hacia comicios generales de 2024, a nombre de fuerzas progresistas , dijo a Prensa Latina que uno de los proyectos impulsados por las alianzas populares es rescatar la vida digna, que establece el acceso igualitario al trabajo útil y bien remunerado.

Datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe y la Organización Internacional del Trabajo indican que los jóvenes y las mujeres han sido los más afectados durante la pandemia en materia laboral y acceso al trabajo, en lo que Panamá no es excepción.

En ese contexto de crisis, ambos organismos de Naciones Unidas instan a los gobiernos de la región a enfrentar el desafío de apoyar el ingreso y la reinserción laboral de los segmentos más vulnerables de la sociedad.

mv/ga

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES