NOTICIAS

Más de 700 candidaturas electivas pendientes de aprobación en Brasil

Brasil-elecciones
Brasilia, 30 sep (Prensa Latina) A menos de 48 horas de la primera vuelta de las elecciones generales en Brasil, 756 candidaturas están hoy bajo registro sub júdice, es decir, dependen de recursos que fueron presentados a la justicia.

El portal R7 indica que la mayoría de los aspirantes corren el riesgo de ser excluidos por violación de la llamada Ley de Ficha Limpia. Su nombre aparecerá en las urnas, pero pueden ser impedidos de asumir el cargo.

Tal disposición fue creada para evitar que personas con condenas penales ocuparan cargos públicos en el país, donde también constituye uno de los principales instrumentos para combatir la corrupción.

Ejemplo de pretendiente sub júdice es el diputado federal Daniel Silveira, quien tuvo la solicitud de registro para presentarse al Senado en esta consulta, rechazada por el Tribunal Regional Electoral de Río de Janeiro.

No obstante, presentó un recurso y está a la espera de revisión por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Silveira fue prohibido por la Ley de Ficha Limpia, al recibir sanción por un juzgado colegiado.

El parlamentario fue condenado por amenazar a los ministros del Supremo Tribunal Federal y coacción en el curso del proceso.

Sin embargo, recibió un indulto individual, es decir, tuvo las penas perdonadas por el mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro. El Supremo aún necesita analizar si el decreto vale también para la situación electiva.

También hay postulantes que hicieron campaña sub júdice, pero resultaron prohibidos por el TSE. Es el caso de los exgobernadores del Distrito Federal José Roberto Arruda y Agnelo Queiroz que competían a la Cámara de los Diputados, y del exministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento Neri Geller, quien lo hacía al Senado por el estado de Mato Grosso (centro-oeste).

Asimismo, fueron excluidos por la justicia electoral los candidatos a la presidencia Roberto Jefferson, del Partido Trabalhista Brasileño, y Pablo Marçal, del Partido Republicano de la Orden Social (PROS).

El 1 de septiembre, el TSE confirmó, por unanimidad, la desestimación de la candidatura de Jefferson, al figurar inelegible hasta finales de 2023 por la condena en el escándalo denominado Mensalão (de la palabra mensualidad), que estalló en 2005.

Popularizado por el exparlamentario, tal neologismo fue utilizado para referirse a una mesada pagada a diputados para votar a favor de proyectos de interés del Poder Ejecutivo.

Marçal vio tronchada su aspiración después que el timonel de la organización política, Eurípedes Júnior, retirara su candidatura, declarara que el PROS no presentaría una propia y que apoyaría al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, abanderado de la Coalición Brasil de la Esperanza, favorito para ganar el sufragio del domingo.

oda/ocs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES