NOTICIAS

Gobierno de Haití condenó ataques contra parque industrial binacional

Puerto Príncipe, 1 oct (Prensa Latina) El Gobierno de Haití condenó hoy los ataques contra el parque industrial Codevi, situado en la frontera con República Dominicana y que obligó el cierre temporal de la instalación.

El Ministerio de Asuntos Sociales y Trabajo (MAST) recordó que la creación de empleos estables es la única forma de salir del “atolladero” del subdesarrollo endémico.

El jueves “personas sin escrúpulos ingresaron al parque y generaron disturbios”, explicaron en una nota sus directivos y precisaron que destrozaron depósitos de alimentos y destruyeron parte de las instalaciones.

“Codevi se mantendrá atenta a los acontecimientos y reabrirá sus puertas lo antes posible para trabajar en un ambiente de paz para todos. Nos sumamos a la solidaridad y al clamor de la población por una solución a la crisis que atraviesa nuestro país vecino, Haití”, dijeron en el comunicado.

El parque industrial está situado en la ciudad fronteriza de Ouanaminthe en el departamento Noreste y cuenta con personal de los dos países. La nota aclara que los empleados estuvieron protegidos y ninguno fue agredido.

El MAST también denunció los saqueos y violencia a otras empresas durante las recientes movilizaciones contra el aumento de los precios de los combustibles, y subrayó que esas actitudes solo agravan la aguda crisis humanitaria que vive la nación caribeña.

En este sentido, llamó a la calma y expresó solidaridad con los trabajadores y directivos de compañías.

Desde hace un mes decenas de miles de haitianos se manifiestan contra el aumento del costo de vida, marcado por la inflación, incremento de los precios de la canasta básica y el desabastecimiento de hidrocarburos que multiplica sus costos en el mercado informal.

El descontento se acentuó a mediados de septiembre cuando el Gobierno anunció el retiro de los subsidios de los carburantes, lo que representó un sustancial aumento de su valor.

Para criticar esta medida los haitianos se volcaron a las calles, paralizaron las ciudades, erigieron barricadas humeantes y agredieron empresas, instituciones humanitarias, bancos, escuelas, oficinas gubernamentales y otras entidades.

oda/ane

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES