COBERTURA EN DESARROLLO

Brasil a las urnas

Brasilia, 2 oct (Prensa Latina) Más de 156 millones de brasileños aptos para votar elegirán hoy a su próximo presidente, en una contienda polarizada entre el ultraderechista Jair Bolsonaro y el político de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva.

ÚLTIMO MINUTO

Lula anuncia en Brasil nombres de primeros ministros de su gobierno

Brasilia, 9 dic (Prensa Latina) El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunciará hoy los nombres de los primeros ministros de su futuro gobierno, según informó la timonel del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann.
Lula anuncia en Brasil nombres de primeros ministros de su gobierno

«Quería hacer los anuncios solo después de su nominación, pero hay demasiada especulación», señaló Hoffman, al aludir a la ceremonia de graduación (certificar la victoria en urnas por el Tribunal Superior Electoral), prevista para el 12 de diciembre.

La relación de ministros está prevista para emitirse a las 10:45, hora local de Brasilia, en la sede en la cual se realiza la labor de transición de gobierno del derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro al de Lula.

Medios periodísticos aseguran que posiblemente el exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad se convierta en ministro de Hacienda; el senador electo Flavio Dino ocupe la cartera de Justicia; José Mucio Monteiro encabece el Ministerio de Defensa y el gobernador del estado de Bahía (nordeste), Rui Costa, sea la cabeza del gabinete de la nueva administración.

De acuerdo con Hoffmann, además de los primeros anuncios de este viernes, otros más deberán emitirse la próxima semana.

Recientemente, Lula apuntó que la base de las carteras del venidero gobierno será la misma que cuando dejó el mandato, en 2010, añadiendo el Ministerio de los Pueblos Originarios.

Insistió una vez más en tener compromiso con el crecimiento económico del país, con la reanudación del empleo.

Para el exsindicalista, el trabajo del equipo de transición es minucioso.

En total, ese staff, coordinado por el vicepresidente electo Geraldo Alckmin, fue dividido en 31 grupos técnicos.

Tal colectivo empezó a conocer sobre el funcionamiento de los órganos y entidades de la administración, pudiendo solicitar datos sobre cuentas públicas, programas y proyectos del Gobierno federal.

En la primera ronda de sufragio del 2 de octubre, el otrora aspirante al poder por el PT ganó con 48,43 por ciento de los votos válidos, mientras que Bolsonaro, quien codiciaba reelegirse por el Partido Liberal, obtuvo 43,20 por ciento.

Como ninguno de los políticos logró en ese pleito la mayoría absoluta de votos, es decir, más de la mitad de os válidos (excluidos blancos y nulos), como establece la legislación para ser electo, disputaron el balotaje.

De manera muy cerrada, Lula volvió a triunfar en el segundo turno del 30 de octubre con un 50,90 por ciento frente al 49,10 del exmilitar, quien se acogió al silencio tras el fracaso electivo.

lam/ocs

Lula declara su apoyo y solidaridad con Cristina Fernández

Brasilia, 7 dic (Prensa Latina) El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, manifestó hoy su apoyo y solidaridad con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, condenada a seis años en prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Tal veredicto corresponde a la llamada Causa Vialidad por supuestas irregularidades en la adjudicación de 51 obras en la provincia argentina de Santa Cruz entre 2003-2015, hechos que Fernández rechazó y desmintió durante tres años de audiencias.

«Mi solidaridad con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner. He visto su manifestación de que es víctima de lawfare (guerra jurídica) y sabemos bien aquí en Brasil lo mucho que esa práctica puede causar daño a la democracia», escribió Lula en redes sociales.

Remarcó que apoya «una justicia imparcial e independiente para todos y para el pueblo de Argentina».

La víspera, la timonel del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, rasgueó en Twitter «todo apoyo a la compañera @CFKArgentina, víctima de persecución y politización del Poder Judicial».

Señaló que el «PT está a su lado, fuerza, ¡la verdad vencerá!».

En la misma arista, la exmandataria petista Dilma Rousseff aseguró que «la vicepresidenta Cristina Kirchner viene enfrentando de manera valiente la saña mediática y judicial en Argentina».

Fernández denunció la existencia de un Estado paralelo en su país, una mafia y un partido judicial que la procesaron por delitos que no cometió.

Además, apuntó que su inhabilitación es la verdadera condena buscada por jueces, fiscales, empresarios y políticos contrarios al peronismo (movimiento creado a partir del pensamiento del militar y estadista Juan Domingo Perón).

Me procesan por administración fraudulenta, pero, de acuerdo con la Constitución, el presidente no es responsable de la gerencia y ejecución del presupuesto, lo cual está a cargo del jefe de Gabinete, explicó la exgobernante.

jcm/ocs

Confirman presencia de 12 mandatarios en asunción de Lula en Brasil

Brasilia, 7 dic (Prensa Latina) Al menos 12 jefes de Estado y Gobierno corroboraron su presencia en la ceremonia de investidura del presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, prevista para el 1 de enero, se supo hoy.

«Tuvimos la confirmación de los presidentes de Alemania, Angola, Argentina, Bolivia, Cabo Verde, Chile, Colombia, Costa Rica, el Rey de España (Felipe VI), el presidente de Guinea-Bissau, de Portugal y de Timor Oriental», afirmó aquí a periodistas Fernando Igreja, integrante del equipo que coordina el acto de investidura.

Según Igreja, la presencia de una docena de mandatarios en la toma de posesión de Lula «forma parte de una reinserción de Brasil en el escenario mundial», en alusión al aislamiento internacional que sufrió el gobierno del derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro.

También el staff de transición espera la asistencia a los actos de exjefes de Estado y Gobierno, así como de renombrados artistas, personalidades y políticos.

«La expectativa de Itamaraty (palacio, sede de la cancillería) es que la toma de posesión cuente con un gran número de autoridades internacionales, el mayor desde la redemocratización», dijo la socióloga y futura primera dama, Rosângela Silva, conocida como Janja.

De acuerdo con el grupo de transición del gobierno, unas 300 mil personas asistirán a la ceremonia, teniendo en cuenta los que se ubicarán en los alrededores del Palacio del Planalto (sede del Poder Ejecutivo en Brasilia) y quienes bailarán en un evento de música.

«El Festival del Futuro va a celebrar el gobierno que fue elegido por todas y todos los que defienden un Brasil socialmente más justo, democrático y humano. En 01/01/23, la alegría va a tomar posesión», escribió Janja en la red social Twitter.

Adelantó que tuvo además contacto personal con los reputados cantantes Gilberto Gil, Caetano Veloso, Ludmilla y Emicida. Los cuatro aún no han respondido.

La graduación (certificación de su victoria en urnas por el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Lula y el vicepresidente electo Geraldo Alckmin se fijó para el 12 de diciembre.

Tal acto es una de las últimas etapas del proceso electivo y antecede a la toma de posesión para formalizar la elección de los designados en el sufragio.

Lula y Alckmin recibirán diplomas firmados por el presidente del TSE, Alexandre de Moraes, y formalmente se habilitan para los mandatos de presidente y vicepresidente.

Medios periodísticos aseguran que Bolsonaro, quien adoptó el silencio después de su fracaso en urnas ante el exdirigente obrero, dejó entrever a asesores que no tiene «la menor voluntad» de asistir a la ceremonia tradicional para la entrega de la banda presidencial.

jcm/ocs

Aprueban en Congreso de Brasil propuesta para sufragar apoyo a pobres

Brasilia, 6 dic (Prensa Latina) La Comisión de Constitución y Justicia del Senado de Brasil aprobó hoy la llamada Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) de Transición, que busca financiar Auxilio Brasil, programa de ayuda social que volverá a nombrarse Bolsa Familia.

La PEC de la Transición tiene como principal objetivo asegurar el pago de 600 reales (112 dólares) mensuales de Bolsa Familia a partir de enero.

El texto fue aprobado con cambios respecto a la versión inicial sugerida por la transición de gobierno.

Primeramente se implantó un recorte de 30 mil millones de reales (cerca de cinco mil 770 millones de dólares) en la iniciativa, lo cual supone un 17 por ciento del cálculo original de Lula para sufragar su programa de contribuciones directas a los necesitados.

Además, se restringió la vigencia del plan a dos años, 2023 y 2024, la mitad de lo que procuraba el equipo del exdirigente obrero.

Luego de los recortes aplicados, el plan contempla elevar los presupuestos en 145 mil millones de reales (alrededor de 27 mil 900 millones de dólares) destinados al plan de subsidios directos a los pobres.

El gobierno electo también prometió una parcela adicional de 150 reales (75 dólares) para cada niño de hasta seis años.

De igual manera, el staff del extornero mecánico todavía espera utilizar parte del presupuesto abierto por la PEC para cumplir otras promesas de campaña, como Farmacia Popular, reajuste de la comida escolar y el salario mínimo, así como reanudar los programas de vivienda popular.

Con la aprobación este martes en la comisión del Senado, el texto pasa al pleno de la asamblea, en el que debe ser votado el miércoles.

La propuesta necesita al menos 49 votos a favor, en dos turnos. Si esto sucede, se remitirá a la Cámara de Diputados.

El equipo de Lula corre contra el tiempo porque quiere aprobar el proyecto antes de la votación del presupuesto de 2023, prevista para final de mes.

rgh/ocs

Reevalúan en Brasil esquema de seguridad de presidente electo Lula

Brasilia, 6 dic (Prensa Latina) El esquema de seguridad de Luiz Inácio Lula da Silva pasa hoy por una reevaluación después que manifestantes contrarios al presidente electo de Brasil se concentraron frente al hotel donde se aloja en esta capital.
Brasil esquema de seguridad de Lula

El portal Poder360 asegura que la seguridad de Lula es realizada principalmente por integrantes de la Policía Federal (PF) y también cuenta con la ayuda de la Policía Militar del Distrito Federal (PMDF).

Cuando el acto se dispersó, integrantes de la seguridad del fundador del Partido de los Trabajadores y de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal discutían qué hacer.

La dinámica de las protestas contra el resultado de las elecciones del 30 de octubre desafía los protocolos de Brasilia.

Según el sitio, la realización de los actos resulta impredecible, mientras que la secretaría está acostumbrada a ser informada con antelación de manifestaciones y preparar la seguridad.

Los inconformes llegaron al lugar en tres autobuses poco después del partido de la selección brasileña de fútbol contra Corea del Sur en la Copa del Mundo de Qatar.

Una de las hipótesis en discusión es crear un perímetro de seguridad alrededor de la entrada del hotel.

En los primeros momentos de la manifestación se contaron seis agentes de seguridad, sin el equipo para contener multitudes, protegiendo la entrada. Los refuerzos del PMDF llegaron después.

De acuerdo con Poder360, los agentes de seguridad del exsindicalista tuvieron la impresión de que los primeros policías militares que llegaron al lugar poco ayudaron.

Las protestas contra el resultado del referendo resultan comunes desde los días siguientes a la segunda vuelta del 30 de octubre.

Manifestantes descontentos con la victoria de Lula sobre el mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro cerraron carreteras y se concentraron frente a cuarteles, donde pedían que las Fuerzas Armadas impidan el 1 de enero la toma de posesión del gobernante electo.

El equipo de la PF destacado para proteger al exdirigente obrero trabaja con la clasificación de «riesgo máximo», en una escala del uno al cinco, debido a las amenazas.

Tal categorización permite que Lula tenga seguridad diaria de la PF en todos los eventos que necesite asistir.

mem/ocs

Analizan en Senado de Brasil propuesta que busca financiar ayuda

Brasilia, 6 dic (Prensa Latina) La Comisión de Constitución y Justicia del Senado analizará hoy la llamada Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) de Transición, que busca financiar Auxilio Brasil, programa de ayuda social que volverá a nombrarse Bolsa Familia.
analizan-en-senado-de-brasil-propuesta-que-busca-financiar-ayuda

La PEC pretende mantener Bolsa Familia de 600 reales (112 dólares) mensuales, más el adicional de 150 reales (75 dólares) para niños de hasta seis años.

Inicialmente, la idea del gobierno electo era que el programa fuera excepcional dentro del techo de gastos, regla que limita el crecimiento de los consumos a la inflación, por cuatro años.

Aliados del presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva cosieron el acuerdo para que la PEC sea promulgada hasta el 16 de diciembre.

Tal plazo resulta necesario para que las nuevas reglas sean incorporadas al presupuesto de 2023 y, con eso, Bolsa Familia en el nuevo formato, pueda ser pagado a partir del 1 de enero.

El autor de la PEC de Transición, senador Marcelo Castro, afirmó que el contenido debe sufrir cambios y el período en el que Bolsa Familia estará fuera de la regla del techo de gasto probablemente se reducirá de cuatro a dos años.

Según el congresista, la idea de utilizar el texto para financiar los gastos de este año y liberar las enmiendas del presupuesto secreto es una idea «todavía en discusión y negociación».

Además de asegurar los recursos para sufragar la Bolsa Familia por valor de 600 reales, el escrito presentado por Castro busca recomponer el presupuesto de programas considerados esenciales por el equipo de Lula.

«Probablemente la PEC se modificará a dos años, porque se presentó durante cuatro. Pero, como hay mucha resistencia», alertó Castro.

Refirió que existe un grupo expresivo de senadores y diputados defendiendo un calendario, y los técnicos todos argumentan que debería ser, por lo menos, de dos, «estamos trabajando para que la PEC sea aprobada por dos años», subrayó.

jha/ocs

Confirman invitación oficial a Lula para visitar Estados Unidos

Brasilia, 5 dic (Prensa Latina) El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió hoy en esta capital la invitación oficial para visitar Estados Unidos, donde se reunirá con el mandatario Joe Biden.

Tal convite emergió durante el diálogo que sostuvo en un hotel con el asesor de Seguridad Nacional de ese país, Jake Sullivan.

«Hoy recibí del consejero de seguridad estadounidense, Jake Sullivan, la invitación del presidente Joe Biden para visitarlo en la Casa Blanca. Estoy emocionado de hablar con el presidente Biden y profundizar la relación entre nuestros países», escribió Lula en una red social sobre la cita con el consejero de Biden.

Además del gobernante electo Lula y Sullivan, participaron del encuentro, por el lado estadounidense: Juan Gonzales, asesor del gobierno de Estados Unidos para América Latina; Ricardo Zúñiga, vicesecretario de Estado para asuntos del hemisferio occidental; y Douglas Koneff, encargado de negocios de la embajada en Brasil.

Del equipo de Lula, estaban presentes el senador Jaques Wagner, los exministros Celso Amorim, de Relaciones Exteriores, y Fernando Haddad, de Educación.

Tras la reunión, Amorim adelantó a la prensa que Lula no descartó viajar todavía en diciembre, pero indició que prefiere hacerlo en enero, después de la toma de posesión de la presidencia.

«(Lula) valoró mucho el hecho de que la invitación se hiciera de esta manera, pero que tal vez no diera para estar (en Estados Unidos) antes de la toma de posesión. Pero que él piensa que se puede ir a principios de año también ya en una visita oficial como presidente», precisó el excanciller.

En el encuentro, Sullivan regaló al fundador del Partido de los Trabajadores una camiseta de la selección estadounidense de fútbol, eliminada de la Copa del Mundo en Qatar.

De acuerdo con Amorim, que integra el equipo de transición en el área de relaciones exteriores, Lula y Sullivan tuvieron «una conversación muy amplia» de casi dos horas sobre temas regionales y mundiales, como el cambio climático, la guerra en Ucrania y la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

También se abordó el fortalecimiento de la democracia en la región y la cooperación al desarrollo y tecnología.

De acuerdo con Amorim, la plática no abordó en detalle cómo Brasil y Estados Unidos pueden actuar en la lucha contra el cambio climático, pero se reconoció la importancia del compromiso de ambos países.

El gigante suramericano a lo largo del gobierno del derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro registró altos índices de deforestación de la Amazonia, lo que generó críticas de otras naciones.

jcm/ocs

Lula a reunión en Brasil con asesor de Seguridad de Estados Unidos

Brasilia, 5 dic (Prensa Latina) El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibirá y dialogará hoy en esta capital con el consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan.

Además de tratar temas de interés de los dos países, Lula y Sullivan deben concertar detalles de la visita del fundador del Partido de los Trabajadores a la nación norteña.

El viaje de Lula a Estados Unidos todavía no tiene fecha prevista, pero puede concretarse después de la graduación (certificar su victoria en urnas) por el Tribunal Superior Electoral, agendada para el 12 de diciembre.

Durante una entrevista el viernes, el gobernante electo adelantó que, en un confirmado encuentro con el presidente estadounidense, Joe Biden, hablará sobre democracia y dirá que no hay necesidad de guerra en Ucrania.

Según el portal G1, también deben tratar acerca de la relación bilateral, pues los dos tienen «mucho para conversar» porque Estados Unidos y Brasil «padecen de una necesidad democrática», en razón de las gestiones de los derrotados mandatarios, el republicano Donald Trump, y el ultraderechista Jair Bolsonaro.

En un comunicado, el gobierno norteamericano informó que el consejero de Biden discutirá la relación entre los países y formas de trabajo conjunto en áreas como seguridad alimentaria, inclusión, migraciones, democracia y combate al cambio climático.

Precisó asimismo que los encuentros suceden a la conexión que Biden hizo con Lula tras el triunfo electivo, en la cual el demócrata se comprometió a mantener canales de comunicación abiertos durante la transición de gobierno.

La Casa Blanca confirmó el viernes el encuentro del asesor de Biden con Lula, pero no citó a Bolsonaro.

«Sullivan se reunirá con el secretario de Asuntos Estratégicos de Brasil, almirante Flávio Rocha, el presidente electo Lula da Silva y el senador Jaques Wagner», corroboró en un mensaje la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Adrienne Watson.

Admirador de Trump, el excapitán del Ejército tardó 30 días en reconocer el éxito electoral de Biden, en 2020, uno de los mayores errores diplomáticos cometidos por él y que alejó a Brasil de su segundo mayor socio comercial, advierte el diario Correio Braziliense.

Tras ser derrotado por Lula en la segunda vuelta de sufragio del 30 de octubre, Bolsonaro aún no saludó al presidente electo y adoptó desde ese fracaso la reclusión y el silencio.

jcm/ocs

Lula anunciará ministros en Brasil después del 12 de diciembre

Brasilia, 2 dic (Prensa Latina) El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró hoy que anunciará los ministros de su futuro gobierno después del 12 de diciembre tras la Justicia Electoral certificar que resultó votado por el pueblo.

«Yo no elegí ministro. Estoy en un proceso de conversación con las fuerzas políticas. Ya he hablado con fuerzas políticas que no me apoyaron durante la campaña, pero son de partidos que tienen importancia en el Congreso Nacional, ya sea en la Cámara de Diputados o en el Senado”, declaró Lula a la prensa.

Aclaró que «después de graduarme (en el Tribunal Superior Electoral como presidente de la República), reconocido, entonces voy a empezar a elegir mi ministerio. No es necesario que nadie se preocupe», insistió.

En el contacto con medios periodñisticos, también el gobernante electo aclaró que la diputada Gleisi Hoffmann, timonel del Partido de los Trabajadores (PT), no será ministro de la venidera administración.

«Tuve una discusión con la compañera Gleisi y le dije a la compañera Gleisi que, primero, el PT es un partido muy grande, el PT es un partido muy importante y el PT es un partido mayoritario en el montaje de la gobernanza dentro del Congreso Nacional», señaló.

Alegó que «es muy importante mantener al PT organizándose, mantener al PT fortaleciéndose y tiene otras personas que pueden representarla dignamente en el Gobierno, comenzando por el presidente de la República”.

Entonces, agregó, «el hecho de que le dijera a Gleisi que ella no será ministra es el reconocimiento del papel que Gleisi tiene en la organización política del PT en Brasil», remarcó.

Lula apuntó de igual manera que la base de las carteras del venidero gobierno será la misma que cuando dejó el mandato, en 2010, añadiendo el Ministerio de los Pueblos Originarios.

Reafirmó una vez más tener compromiso con el crecimiento económico del país, con la reanudación del empleo.

Para el presidente electo, el trabajo que el equipo de transición hace resulta minucioso.

En total, ese staff, coordinado por el vicepresidente electo Geraldo Alckmin, fue dividido en 31 grupos técnicos y los informes preliminares comenzaron esta semana.

Asimismo, el exdirigente sindical manifestó estar convencido que la Propuesta de Enmienda a la Constitución, conocida como PEC de la Transición, será aprobada por el Congreso Nacional.

Entre otros puntos, la PEC prevé que los gastos con Ayuda Brasil (programa que volverá a llamarse Bolsa Familia) quedarán fuera del techo de gastos.

De acuerdo con el Gobierno electo, la medida resulta necesaria para garantizar, por ejemplo, el pago de 600 reales mensuales (112 dólares) a las familias necesitadas, pues la propuesta de presupuesto del derrotado Ejecutivo de Jair Bolsonaro garantiza 400 reales (75 dólares).

rgh/ocs

Lula por reconstruir Brasil y recuperar empleos

Brasilia, 2 dic (Prensa Latina) El presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva afirmó que Brasil necesita hoy ser reconstruido en muchas áreas y adelantó que dedicará su tiempo para recuperar empleos y atraer inversiones.

«Quiero dedicar mi tiempo a cómo vamos a recuperar ese país, a generar empleos, a atraer inversión extranjera aquí, sobre todo inversión directa para que podamos hacer una nueva regulación en el mundo del trabajo, sin querer volver al pasado», afirmó el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) durante una reunión con centrales sindicales, en esta capital.

Según la página oficial del PT, en el encuentro, los sindicalistas pidieron renegociar algunos puntos de la reforma laboral y la garantía de una política para recomposición del salario mínimo a principios de 2023.

El titular de la Unión General de los Trabajadores, Ricardo Patah, precisó que algunos puntos de la reforma laboral, como el trabajo intermitente y las negociaciones directas entre patrones y empleados sin participación de los sindicatos, necesitan ser revisados.

«Dejamos claro de forma unificada que el movimiento sindical no quiere la revocación de la reforma laboral y tampoco quiere la vuelta del impuesto sindical, pero hay puntos que necesitamos renegociar», remarcó.

Patah también hizo hincapié en la relevancia de la recomposición del salario mínimo al comienzo del Gobierno de Lula. Refirió que es una de las políticas más importantes para el inicio de 2023.

«No hay duda de que el salario mínimo de este año no va a dar para ser esa cantidad que nos gustaría, pero va a tener una política que en unos pocos años vamos a recuperar uno de los instrumentos de distribución de ingresos que es el salario mínimo», aseguró.

Insistió en que resulta «importante tener la política de salario mínimo para volver a lo que era, con la recuperación ligada a la inflación y añadiendo más aquello que Brasil creció en los dos últimos años».

El timonel nacional de la Central Unitaria de Trabajadores, Sergio Nobre, destacó por su parte que los sindicalistas reafirmaron a Lula las prioridades de la clase obrera para el próximo período, con base en el documento aprobado en la Conferencia de la Clase Trabajadora (Conclat 2022), realizada de forma unitaria, en abril, por las centrales sindicales.

«Lula está muy feliz de, una vez más, poder gobernar Brasil y, con su gobierno, generar empleos de calidad y hacer más digna la vida de la clase trabajadora», señaló Nobre.

Remarcó que «el presidente deja claro que va a gobernar con y para todos los trabajadores y trabajadoras, para sacar al país de la pobreza, del mapa del hambre, del atraso, del oscurantismo en que la nación fue sumergida por el gobierno criminal de (Jair) Bolsonaro».

mem/ocs

En contexto

Los electores tendrán la oportunidad de designar a su jefe del Ejecutivo número 39 de la historia o propiciar, con su voto, otros cuatro años más de mandato de Bolsonaro, quien ambiciona reelegirse.

Serán electos en el pleito presidente y vicepresidente; gobernadores y vicegobernadores de los estados y del Distrito Federal; senadores, diputados federales y legisladores estaduales.

A lo largo de los meses, Lula, candidato presidencial del Partido de los Trabajadores, y Bolsonaro, del Partido Liberal, encabezaron por ese orden las preferencias de los votantes, de acuerdo con casi todas las encuestas de intenciones de voto.

La ventaja del exdirigente obrero sobre el exmilitar osciló entre los 3,7 y 16 puntos.

Según la última encuesta del instituto Inteligencia en Pesquisa y Consultoría Estratégica (IPEC), publicada este sábado, Lula aparece con el 51 por ciento de los votos válidos, bajó un punto (52) respecto a la indagación del 27 de septiembre.

Bolsonaro exhibe un 37 por ciento de favoritismo (tenía 34 en el levantamiento anterior); el exministro Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista, recibe un cinco por ciento (poseía seis), y la senadora Simone Tebet (Movimiento Democrático Brasileño) figura con cinco por ciento (igual porcentaje en la encuesta anterior).

Después la senadora Soraya Thronicke (Unión Brasil) califica con uno por ciento (el mismo precedente), y Felipe D’Avila (Partido Novo) muestra uno por ciento (similar en anterior pesquisa).

No es posible afirmar si habrá una segunda vuelta, prevista para el 30 de octubre, indica el IPEC.

AMENAZA GOLPISTA

Pese a la confianza de muchos de que Lula podría definir su victoria en esta primera ronda, preocupa la reacción de Bolsonaro en caso de un fracaso, pues recientemente advirtió que no aceptaría el resultado si él no gana y achacaría la derrota a «algo anormal» ocurrido en el Tribunal Superior Electoral.

Tampoco el excapitán del Ejercitó respondió cuando la congresista Thronicke le preguntó en el último debate presidencial en TV Globo si daría un golpe de Estado de no ganar en las urnas.

El exparacaidista esquivó la interrogante y recurrió al chantaje para comentarle que ella resulta parlamentaria por él.

A lo anterior se suma que Bolsonaro, pese a abrazar el poder en 2018 mediante urnas electrónicas, duda ahora de la fiabilidad y seguridad de ese receptáculo, implementado desde 1996, el cual puede ser blanco de fraudes, según el gobernante.

En los comicios participarán 11 candidatos presidenciales y de acuerdo con la legislación nacional, para ser electo, un pretendiente debe obtener la mayoría absoluta de votos, es decir, más de la mitad de los válidos (excluidos los en blanco y nulos).

Si ninguno de los aspirantes cumple con ese criterio, se realizará una segunda vuelta, prevista para el 30 de octubre.

Los mismos criterios rigen para las elecciones a gobernadores y los municipios con más de 200 mil habitantes.

Respecto a los cargos legislativos a nivel federal, estarán en disputa los 513 escaños de la Cámara de Diputados y 27 bancadas, una por cada unidad de la federación, del total de 81 que componen el Senado.

También los diputados federales, estaduales y de distrito se eligen por el llamado sistema proporcional, es decir, a los representantes de los partidos o coaliciones más votados, según el cálculo del cociente partidario.

La Constitución Federal establece que todo ciudadano alfabetizado, nacido en el país o naturalizado, con edades de 18 a 70 años, está obligado a votar.

El referendo es opcional para los jóvenes de 16 y 17 años, los mayores de 70 años y los analfabetos. Esto significa que pueden, pero no están obligados por ley a ejercer su derecho.

Las personas con residencia electoral en el extranjero solo pueden votar en las presidenciales.

De los 4,4 millones de brasileños que viven en el exterior, 697 mil 84 están aptos para elegir solo al próximo presidente del país, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Para quien reside en el extranjero, solo es posible nominar para ese cargo. Podrán nominar al jefe del Ejecutivo en embajadas, consulados y legaciones diplomáticas esparcidas por 159 ciudades de 97 países.

Lisboa, capital de Portugal, es la urbe con mayor cantidad de brasileños aptos para ejercer su derecho, con 45,2 mil electores.

El sufragio será a través del sistema de urnas electrónicas, el cual permitirá que los resultados sean conocidos en la jornada, pocas horas después de cerradas las mesas de votación.

oda/ocs

EDICIONES