NOTICIAS

Presidente Biden evaluará daños de ciclones en Puerto Rico y Florida

Washington, 2 oct (Prensa Latina) El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitará mañana Puerto Rico y el miércoles el estado de Florida para evaluar los daños causados por los recientes huracanes Fiona e Ian, se conoció hoy.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, anunció el viaje sin dar detalles sobre las localidades que recorrerá el mandatario o las personas con quienes tendrá encuentros.

El huracán Fiona azotó hace casi dos semanas tierra boricua y dejó el saldo de más de una veintena de fallecidos. El caos fue agravado por la incapacidad del consorcio privatizador LUMA Energy de restaurar con prontitud el sistema eléctrico de la isla y las carencias de agua potable para la población.

El gobernador boricua, Pedro Pierluisi, recibió críticas de los habitantes, quienes consideraron que no se atendieron con agilidad los problemas.

Según el portal PowerOutage.us, más de 151 mil clientes siguen sin electricidad en Puerto Rico.

El huracán Ian atravesó Florida el pasado miércoles con categoría cuatro en la escala de Saffir-Simpson, para luego bordear la costa este norteamericana y tocar tierra por segunda vez en Carolina del Sur el viernes.

El país quedó con edificios convertidos en escombros, zonas inundadas, negocios arruinados y la muerte de alrededor de 70 personas por eventos asociados al fenómeno, según un recuento del canal CNN.

El presidente aprobó esta semana una declaración de catástrofe para las áreas afectadas por el ciclón, con instrucciones que priorizan las acciones para salvar vidas, garantizar la prestación de servicios esenciales y el apoyo a los supervivientes.

Aunque autoridades de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias advirtieron que Ian podía tener efectos catastróficos, hubo críticas sobre personas que permanecían en las calles durante el paso del huracán así como cuestionamientos por supuestas demoras en la evacuación.

Unos 815 mil clientes en Florida carecen de electricidad y algunas comunidades siguen completamente aisladas, lo que dificulta el acceso de los socorristas a las víctimas.

lam/cgc

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES