NOTICIAS

Gobierno británico bajo presión por posible recorte del gasto público

gobierno-britanico-bajo-presion-por-posible-recorte-del-gasto-publico
Londres, 4 oct (Prensa Latina) El Gobierno británico, que se vio obligado a dar marcha atrás a su anunciado recorte de impuestos para los ricos, enfrenta hoy nuevas presiones para que no reduzca el gasto social ni los beneficios públicos.

Según reportó este martes Sky News desde Birmingham, donde tiene lugar desde el domingo el congreso anual del gobernante Partido Conservador, varios diputados de esa fuerza política incluso quieren que la primera ministra, Liz Truss, incremente esos fondos para hacer frente a la crisis del costo de la vida.

El Gobierno debe mejorarlos de acuerdo a la inflación, declaró a la televisora el legislador tory Damian Green, mientras que el exministro de Transporte Grant Shapps instó al Ejecutivo a ser transparente sobre sus planes.

Si vamos a enfrentar tiempos difíciles, entonces el Gobierno debe informarlo, ser honesto con el público y explicar cómo y qué va a pasar, señaló Shapps, a quien Truss no ratificó en el cargo cuando sustituyó al dimitente primer ministro Boris Johnson el 6 de septiembre pasado.

La nueva gobernante anunció 10 días atrás una histórica rebaja de impuestos para estimular el crecimiento económico del país, pero su propuesta de eliminar la tasa del 45 por ciento sobre la renta que pagan las personas de mayores ingresos generó una avalancha de críticas, y tuvo que retractarse la víspera.

El llamado mini presupuesto también hizo tambalear los mercados financieros, ante el temor de que el recorte fiscal de 45 mil millones de libras esterlinas (51 mil millones de dólares) dispare la deuda pública británica.

A la caída temporal de la divisa británica a su nivel más bajo de los últimos 37 años se sumó una inusual advertencia del Fondo Monetario Internacional, por lo que el Banco de Inglaterra se vio obligado a comprar los bonos del Estado para estabilizar el mercado.

A pesar de dar marcha atrás al recorte impositivo para los ricos, el Gobierno todavía necesita 43 mil millones de libras (49 mil millones de dólares) para financiar su plan fiscal, por lo que corren rumores de que Truss pretende reducir el monto de los beneficios sociales para los sectores más pobres.

En declaraciones este martes a la emisora Radio 4 de la cadena BBC, la primera ministra no descartó de plano esa opción.

Vamos a tener que tomar decisiones sobre la manera de reducir la deuda de forma proporcional al Producto Interno Bruto a mediano plazo, se limitó a responder Truss, quien acotó que “tenemos que ser responsables desde el punto de vista fiscal”.

acl/nm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES