NOTICIAS

Acusan al gobierno británico de incumplir compromisos ambientales

Greenpeace Liz Truss
Londres, 6 oct (Prensa Latina) El grupo ambientalista Greenpeace defendió hoy su derecho a cuestionar a la primera ministra británica, Liz Truss, por su decisión de levantar la moratoria sobre el método de fracturación hidráulica (fracking) para extraer hidrocarburos.

¿Qué derecho tiene para comenzar a deshacer algunos de los compromisos sobre las cuales fue elegida?, preguntó la codirectora ejecutiva de la organización ecologista, Areeba Hamid, al ser interrogada este jueves en Sky News sobre la protesta protagonizada la víspera por Greenpeace en el congreso anual del Partido Conservador.

En el momento en que Truss iniciaba su discurso en el evento celebrado en la ciudad de Birmingham, dos miembros de Greenpeace la interrumpieron con gritos de “¿Quién voto por esto?”, y levantaron una pancarta con la misma pregunta, hasta que los guardias de seguridad las sacaron de la sala.

Según Hamid, esa pregunta es totalmente legítimo, porque está en la mente de todos los británicos desde que el Gobierno anunció a finales de septiembre que levantará la moratoria sobre ese método para extraer gas y petróleo de esquisto, debido a su posible relación con los terremotos.

La gente votó por la moratoria al ´fracking´, por una de las agendas medioambientales más ambiciosas del mundo, por más igualdad y por la protección de la biodiversidad y de la naturaleza, remarcó la directora de Greenpeace, tras acusar a Truss de querer desmantelar todos esos compromisos.

Los críticos de esa técnica de perforación, consistente en la inyección a presión de agua y otras sustancias en el pozo para fracturar la roca y acceder al yacimiento donde se acumula el gas o el petróleo de esquisto, alegan que además de los terremotos, el método representa un peligro para la salud humana y el medioambiente.

mv/nm

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES