NOTICIAS

Retraso en vacunación antiCovid-19 causó muerte de ancianos en Brasil

Brasilia, 22 nov (Prensa Latina) Al menos 47 mil ancianos estarían vivos hoy en Brasil si las vacunas antiCovid-19 hubieran llegado a tiempo y fueran aplicadas con más rapidez por el Ministerio de Salud.

Esta es la conclusión de un estudio realizado por la fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) y publicado en la revista científica The Lancet Regional Health Americas.

La página oficial del Partido de los Trabajadores (PT) denuncia que la investigación confirma la negligencia del derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro durante la pandemia de Covid-19.

«Si el Gobierno hubiera actuado rápidamente al principio en las inmunizaciones, la mitad de los casos fatales se habrían evitado», asegura.

Además de las vidas perdidas, más de 159 mil internaciones podrían haber sido evitadas si no fuera por el negacionismo de Bolsonaro con las vacunas a principios de 2020.

Luego de casi tres años de pandemia por el patógeno, Brasil está a punto de batir la marca de 700 mil muertos (registra además más de 35 millones de contagios), una pavorosa estadística lograda gracias en buena parte a la negligencia criminal de Bolsonaro, recalca el PT.

Desde hace al menos un año, los estudios señalan que entre un tercio y casi la mitad de las víctimas mortales podrían haberse salvado si el Gobierno hubiera trabajado para contener la pandemia en el país.

Para el infortunio, apunta el PT, el país no tenía a Luiz Inácio Lula da Silva en la presidencia. Lo hará el 1 de enero tras derrotar en urnas el 30 de octubre al excapitán del Ejército.

«Como se sabe, en 2010, en la epidemia de H1N1, el gobierno de Lula garantizó la inmunización de más de 80 millones de brasileños en apenas tres meses, controlando con éxito el avance de la enfermedad en el país», refiere la organización política.

Una década después, agrega, «Bolsonaro no solo vació el Programa Nacional de Inmunizaciones, sino que también actuó como agente del caos en su cruzada antivacuna».

Además de retrasar la compra de los inmunizantes, ya en diciembre de 2020, cuando Brasil recibió las primeras ofertas de fabricantes, el exmilitar, quien alardea de no haberse vacunado, se manifestó innumerables veces contra quien decidiera inmunizarse.

Según estadísticas oficiales, de los cerca de 215 millones de brasileños, solo un 49,2 por ciento tiene la pauta completa de la inmunización antiCovid-19.

ro/ocs

NOTAS RELACIONADAS
NOTAS RELACIONADAS
EDICIONES