Granholm

Moscú, 30 may (Prensa Latina) Las alarmas sobre el gas que trasladará Rusia por el gasoducto Nord Stream 2, sonaron en el Congreso estadounidense, supuestamente preocupado por su calidad y no por el impacto del proyecto entre las empresas EEUU del sector.