los talibanes se oponen a cualquier base militar norteamericana en la región