pilotos de guerra afganos son blanco de los talibanes