martes 23 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Depardieu divide a la cultura francesa, con más condenas que apoyos

París, 1 ene (Prensa Latina) La gloria artística no puede asumirse como un muro para propiciar la impunidad, personalidades de la cultura francesa reaccionaron hoy con una carta abierta a otra que defendió al icónico actor Gérard Depardieu, acusado de delitos sexuales.

El 2024 comienza como terminó el 2023, con el comediante de 74 años en la palestra como una figura que genera posturas encontradas, fustigado por unos y resguardado por otros, entre ellos el presidente Emmanuel Macron, quien atizó la polémica al insistir en su condición de “orgullo de Francia”, pese a las múltiples denuncias por abuso y acoso sexuales.

La carta publicada en el diario Libération por más de 150 personalidades, para exigir respeto a las víctimas y afirmar que “los monstruos sagrados no existen, solo seres humanos ordinarios con todos los derechos” ratifica que la balanza está inclinada hacia los que rechazan los atropellos, sobre los que la justicia debería arrojar luz.

Si bien nadie duda del principio de la presunción de la inocencia, da la impresión de que también en suelo galo hacen honor al refrán popular “Cuando el río suena es porque piedras trae”, ante la larga lista de actrices que señalan al protagonista de Cyrano de Bergerac y Vatel por conductas impropias.

A nombre del arte, algunas voces se elevan para defender a Depardieu, insinuando que su talento debería sustraerlo de toda crítica, incluso de excusarlo por sus comportamientos inaceptables, pues todo eso no será en nuestro nombre, advirtieron firmantes como Alexandra Lamy, Thomas Jolly, Muriel Robin y Swann Arlaud.

A finales de diciembre, 56 personalidades del mundo de la cultura denunciaron en Le Figaro un linchamiento mediático contra Depardieu, a quien consideraron “el último monstruo sagrado del cine”, lista que incluyó a las actrices Nathalie Baye y Carole Bouquet, sus colegas Pierre Richard y Jacques Weber, el director Bertrand Blier y las cantantes Carla Bruni y Arielle Dombasle.

De esa relación algunos dieron marcha atrás en su posición, ante una montaña de hechos, con tres dilucidados frente a la justicia por alegados delitos sexuales, presentados por las actrices Hélène Darras y Charlotte Arnould, y la periodista y escritora española Ruth Baza.

No son las únicas que han levantado la voz para denunciar al galardonado Caballero de la Legión de Honor y con la Orden Nacional del Mérito, ganador de dos premios César y candidato al Oscar.

La actriz Anouk Grinberg declaró a la revista Elle que «todos los que trabajaron con Depardieu saben que él atacaba a las mujeres», mientras en abril del año pasado 13 féminas le atribuyeron al actor violencia sexual cometida entre 2004 y 2022.

Para los que promueven y respaldan el texto publicado hoy en Libération, resulta imperativo reconocer el coraje de las víctimas, que han desafiado la estigmatización y las dudas para denunciar los abusos.

Depardieu se defiende, con un acompañamiento todavía importante, pero solo el tiempo y la justicia dirán de cuál lado está la verdad, aunque nadie debería ignorar las voces que quieren ser escuchadas.

jha/wmr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA