jueves 18 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Presupuesto 2024 de Bolivia incentiva industrialización

La Paz, 2 ene (Prensa Latina) La política de industrialización con sustitución de importaciones del Gobierno de Bolivia encuentra hoy un respaldo en el Presupuesto General del Estado 2024, vigente desde el 31 de diciembre último.

Su artículo ocho establece incentivos tributarios en correspondencia con la estrategia de desarrollo que impulsa el Órgano Ejecutivo encabezado por el presidente Luis Arce.

“Los bienes de capital y plantas industriales, destinados a los sectores agropecuario, industrial, construcción y minería, sujetos a la exención y tasa cero del IVA, previstos en los numerales 1 y 2 de la presente Artículo, serán establecidos por el Órgano Ejecutivo mediante Decreto Supremo”, expresa en esa misma dirección el Artículo 18 del documento.

Esa exención y la tasa cero IVA regirá hasta el 31 de diciembre de 2024, aclara el texto.

Según la viceministra de Comunicación Gabriela Alcón en 2024 se verán los resultados de la política de industrialización con sustitución de importaciones, que incluye la construcción y operación de más de 150 industrias, de las que dos ya están en pleno funcionamiento y empiezan a consolidar la “economía de base ancha”.

Hasta el momento fueron entregadas la Planta NPK (nitrógeno, fósforo y potasio) de producción de fertilizantes granulados, en Cochabamba, y la Industrial de Carbonato de Litio, en Llipi, al sudoeste del departamento de Potosí, explicó a la prensa.

Para producir NPK, la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos obtendrá la materia prima de las corporaciones Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Yacimientos de Litio Bolivianos y de las canteras de Cochabamba.

Este proyecto requirió una inversión de 63,7 millones de bolivianos (más de nueve millones de dólares) y tiene una capacidad de producción de unas 60 mil toneladas anuales de NPK y urea granulada de liberación lenta, dos fertilizantes de alta demanda en el mundo.

Según las autoridades bolivianas, con esta producción se cubrirá el ciento por ciento de la demanda nacional, por lo cual se dejará de importar este insumo.

Inaugurada el 15 de diciembre último, en tanto, la Planta Industrial de Carbonato de Litio fue edificada a un costo de casi 767 millones de bolivianos (109 millones de dólares), y cuando esté a plena capacidad aportará anualmente unas 15 mil toneladas del compuesto.

La viceministra Alcón dijo a la prensa que existen otros muchos proyectos que en la práctica mostrarán desde los primeros meses de 2024 el objetivo que persigue el Gobierno.

Anunció que en el primer bimestre deben comenzar a operar cuatro de las siete plantas que integran el Complejo Siderúrgico del Mutún, y de esa forma se iniciará la producción de barras corrugadas de acero y alambrón.

ro/jpm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA