martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Continúa pesquisa por productos contaminados con plomo en Ecuador

Quito, 4 ene (Prensa Latina) La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) continúa hoy la investigación por la contaminación con plomo en varios productos en Ecuador.

De acuerdo con funcionarios de Arcsa, hasta el momento se han tomado 72 muestras a más de 900 productos y se ha detectado la presencia de plomo en otros dos, la Morcilla tipo uno de la marca de embutidos Oro y la Premezcla para preparar conos con sabor a vainilla, de la marca Bakels.

El pasado 13 de diciembre, esta nación sudamericana activó las alertas tras detectar altos niveles de plomo en cinco productos que contienen canela y son fabricados aquí.

De acuerdo con los estudios de laboratorio, el puré de frutas de manzana con canela, el puré de frutas tropicales de la marca Wanabana, la papilla de manzana con canela de la marca Weis, y otro producto del mismo tipo de Schnucks, se encuentran entre los productos contaminados.

Además, la compota orgánica de mango también de la marca Wanabana que se consume en esta nación sudamericana, por lo que la autoridad sanitaria gestiona su retiro del mercado nacional, en cambio, medios locales de prensa denuncian que las cuatro primeras fueron exportadas.

Días después, Arcsa confirmó la existencia de más productos contaminados con plomo que se venden en los supermercados de Ecuador.

Un reporte del canal nacional Ecuavisa detalló que entre la mercancía afectada se encuentran las salsas barbecue o barbacoa (BBQ) y de tomate, de marcas que el medio de prensa no dio a conocer hasta que la autoridad sanitaria las haga públicas.

De acuerdo con el director de Investigación de la Pontificia Universidad Católica, Hugo Navarrete, la contaminación con metales pesados, particularmente plomo, está muy por encima de lo que la norma permite.

Encontramos una salsa que tenía casi dos mil veces más de lo que la norma pide, aseguró el experto a Ecuavisa.

El experto también explicó que, a medida que se van ingiriendo esos metales, se siguen acumulando. No se pueden expulsar -advirtió- cuando se consumen a largo plazo, comienzan a causar efectos en la salud y uno de ellos es la aparición del cáncer, alertó.

ro/nta

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA