lunes 15 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Intensifican ayuda humanitaria ante crisis en regiones de Etiopía

Addis Abeba, 10 ene (Prensa Latina) El gobierno de Etiopía y los donantes humanitarios intensifican los esfuerzos para llegar hasta las personas residentes en zonas más afectadas por los conflictos y la sequía, precisó hoy una declaración conjunta.

La Comisión Etíope de Gestión del Riesgo de Desastres y el Coordinador Residente y Humanitario de las Naciones Unidas, al abordar la situación actual en el país, informaron la realización de más de tres rondas de distribución de alimentos al menos una vez entre julio y diciembre pasados.

Mientras que entre mayo y noviembre el gobierno nacional llegó a al menos 7,3 millones de personas. Sin embargo, cerca de cuatro millones de personas en las regiones afectadas por la sequía, incluidas Afar, Amhara, Tigray, Oromia, el Sur y el Suroeste necesitan asistencia alimentaria urgente, advirtió el texto.

Con la reanudación a mediados de diciembre pasado de la asistencia alimentaria del Programa Mundial de Alimentos y otras instituciones involucradas fueron beneficiadas aproximadamente 6,5 millones de residentes en las regiones de Amhara, Tigray, Somali y Afar.

Ante la urgencia actual, la declaración conjunta instó a redoblar los esfuerzos para llegar a los beneficiarios priorizados este mes y a los donantes anticipar la financiación para ampliar la respuesta de las operaciones humanitarias.

Según la fuente, el gobierno etíope y los socios de desarrollo bilaterales y multilaterales, en estrecha colaboración y coordinación, están acelerando programas humanitarios y de seguridad agrícola y alimentaria de acuerdo con las prioridades y necesidades de desarrollo nacional.

Aunque esa estrategia arrojó resultados tangibles en la mejora de la producción y la productividad, las sequías recurrentes requerirían un compromiso sostenido y una asociación de todos los actores para abordar una situación humanitaria importante debido a ciclos de crisis múltiples que debilitan gravemente la capacidad de las comunidades para enfrentarla.

La superposición de la inseguridad alimentaria aguda, las altas tasas de desnutrición, la grave escasez de agua, junto con un aumento de los brotes de enfermedades (malaria, sarampión y cólera) y los impactos sobre el ganado están empeorando la situación en las regiones afectadas por la sequía, concluyó el texto.

oda/nmr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA