martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Regreso a las aulas dependerá de situación de seguridad en Ecuador

Quito, 11 ene (Prensa Latina) El ministro de Educación de Ecuador, Daniel Calderón, detalló hoy que el regreso a las aulas de manera presencial dependerá de la situación de seguridad en el país andino.

En declaraciones al canal Ecuador TV, el funcionario reveló que analizarán el retorno a clases presenciales en las unidades educativas cercanas a cárceles. De acuerdo con Calderón, existen mil 600 establecimientos educativos que están hasta dos kilómetros de distancia de los centros de privación de libertad.

Otras medidas que se analizan para el retorno a las aulas tienen que ver con la implementación de corredores de paz y también la vigilancia directa en determinadas unidades educativas, dijo.

En este sentido, el ministro aclaró que este fin de semana la entidad decidirá si todos los estudiantes regresan a clases presenciales o si lo hacen únicamente quienes pertenecen a escuelas y colegios que están alejados de las cárceles.

El pasado martes, una estudiante fue alcanzada por una bala mientras regresaba a su casa en la ciudad de Guayaquil en medio de los disturbios que tienen lugar como consecuencia de la ola de violencia en esta nación sudamericana.

A propósito, Calderón informó que la adolescente se encuentra bien y recuperándose del impacto, luego de que en redes sociales circularan noticias falsas sobre el fallecimiento de la menor.

Nos comunicamos con la familia. Está bien y atendida. Lamentamos la situación, señaló.

Tras la declaratoria de existencia de un conflicto armado interno en Ecuador, el Ministerio de Educación ordenó adoptar la modalidad de clases virtuales en todo el territorio nacional.

El pasado 7 de enero se fugó de la Cárcel Regional de Guayaquil el cabecilla de la banda Los Choneros, Adolfo Macías (Fito) y a raíz de ese suceso comenzaron una serie de actos violentos en centros de privación de libertad y en las calles, como el secuestro y asesinato de policías.

A raíz de esos sucesos, esta nación sudamericana se encuentra bajo tensión, pues los acontecimientos violentos persisten sin poder retomar el control de las penitenciarías donde al menos 178 personas permanecen como rehenes de los reclusos, 158 guardias de seguridad penitenciaria y 20 servidores del personal administrativo, mientras en algunas ciudades continúan los atentados terroristas.

lam/nta

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA