viernes 19 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Enigma rodea obra perdida hace casi un siglo de artista vienés Klimt

Viena, 1 feb (Prensa Latina) La pieza “Retrato de la señorita Lieser”, del pintor austríaco Gustav Klimt, saldrá próximamente a subasta, sin embargo, después de casi un siglo desaparecida, continúa rodeada de muchos misterios.

No se ha revelado aún dónde estuvo el Klimt durante la última centuria, pero sí se conoce que está valorado entre 30 y 50 millones de dólares, y el hallazgo pondrá de nuevo al artista en el centro del mercado del arte.

La pieza saldrá a la venta en la casa de subastas vienesa im Kinsky y aunque gire en torno a esa cifra, el gerente de la casa de remate, Michael Kovacek, aseguró que el monto final puede llegar a los 70 millones de euros (75 millones de dólares).

Numerosos misterios todavía encierran este cuadro, pero algunas hipótesis de expertos plantean con seguridad que su autor comenzó a trabajar en ella en mayo de 1917, nueve meses antes de su muerte, por tanto, una de sus últimas pinturas, explicó la responsable de prensa de la casa de subasta, Valerie Gaber.

Incluso, el fondo de la pieza -no así la figura femenina- quedó sin terminar cuando falleció Klimt y fue devuelta a sus propietarios.

La obra fue el encargo de algún miembro de los Lieser, familia de grandes industriales judíos del entonces Imperio Austro-Húngaro, quienes sufrieron posteriormente el expolio nazi.

No se sabe tampoco con seguridad quién es la modelo y durante mucho tiempo se pensó que quien posó en el estudio vienés de este artista fue Margarethe Constance, hija de Adolf Lieser, declaró la especialista.

También es posible que represente a una de las hijas de Lilly Lieser, cuñada de Adolf, añadió la experta de la casa de pujas.

Actualmente existe una foto en blanco y negro del retrato, tomada en 1925 como parte de los preparativos de una exposición y a partir de ahí se perdió la pista del paradero exacto de la pieza.

De hecho, aún es más incierto si el retrato llegó a formar parte o no de esa muestra expositiva de hace casi un siglo, señaló Gaber.

Según afirmó la casa de subastas, el actual propietario (cuya identidad permanece en el anonimato) lo entregó para la venta y precisó que recibió la pieza por herencia de unos parientes lejanos, encontrándose hoy en estado de conservación casi perfecto.

Gustav Klimt es uno de los artistas más cotizados en el mercado del arte y en junio de 2023 su “Dama con Abanico”, último retrato que pintó, se vendió por 99,2 millones de euros, equivalentes a 107,5 millones de dólares, y convertida en la obra de arte más cara vendida en Europa.

mem/dpm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA