miércoles 24 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Crece interrogante sobre absolutismo en El Salvador

San Salvador, 4 feb (Prensa Latina) Los resultados de varias encuestas de opinión en las últimas semanas en El Salvador dan elementos para afirmar hoy que el país avanza hacia un periodo de absolutismo en poder.

Por definición, el absolutismo es cuando en un régimen político una autoridad domina todas las manifestaciones del poder del Estado, que puede ejercer sin límites, eso parece está en camino a consolidarse en esta nación centroamericana, donde todo parece girar alrededor del presidente de la República y candidato de Nuevas Ideas, Nayib Bukele.

«El poder absoluto es una mala fórmula para cualquier país» dijo en declaraciones a medios de prensa la directora de la Fundación para el Debido Proceso (DPLF), Katya Salazar, al brindar sus valoraciones sobre las elecciones que tienen lugar este domingo en El Salvador.

Los salvadoreños tienen que darse cuenta que el poder absoluto es engañoso. Se necesitan pesos y contrapesos, apuntó la también observadora internacional de la justa.

Salazar valoró las implicaciones que tendría la victoria de Nayib Bukele tanto nacional como internacionalmente. Mencionó, en primer lugar, que si el oficialista se reelige «con una inmensa mayoría», esto enviaría un mensaje interno sobre que en el país no importan los derechos fundamentales.

«Creo que si Nayib Bukele se reelige con una inmensa mayoría, el mensaje al interior del país será que no importan los derechos fundamentales, no importan todas estas conquistas humanas de los últimos años para preservar la separación de poderes, para limitar el poder excesivo de nuestros gobernantes, nada de eso vale”, afirmó.

Estoy preocupada con lo que puede pasar aquí en El Salvador con un gobernante que tenga excesivos poderes, señaló la directora de la DPLF.

Además, mostró su preocupación porque la ciudadanía le está dando prácticamente un cheque en blanco a Bukele, a pesar de que este mostró que no le importan las reglas. «Sabes que sigue gobernando, viola las reglas, a mí no me importa», opinó Salazar sobre cómo es el pensar de parte de la población.

La experta opinó que las implicaciones de un triunfo arrollador de Bukele enviaría un mensaje a políticos de la región de que «hacer trampa surte efecto».

Tengo que advertirles a los salvadoreños que “no hay ninguna experiencia en el mundo donde un gobierno que tiene todos los poderes ha resultado exitoso, agregó.

En los últimos meses encuestas, analistas y políticos salvadoreños alertaron sobre el desbalance del poder existente en el país, donde una persona es centro de las decisiones de los tres poderes del Estado.

oda/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA