Prensa Latina, La Agencia

lunes 26 de febrero de 2024
Search
Close this search box.

Ministro dominicano de Defensa asegura seguridad en la frontera

Santo Domingo, 8 feb (Prensa Latina) El ministro dominicano de Defensa, Carlos Luciano Díaz Morfa, informó hoy que la frontera fue reforzada con más equipos y soldados tras las violentas manifestaciones en Haití para exigir la salida del primer ministro Ariel Henry.

Las declaraciones de Díaz Morfa se produjeron durante un recorrido que realizó este jueves por la provincia de Dajabón, situada en el noroeste del país, en la frontera con Haití, por indicación del presidente de la República, Luis Abinader.

Morfa precisó que la medida de reforzamiento se mantendrá mientras persista esa situación en la vecina nación y llamó a la población dominicana a estar tranquila debido a que los cuerpos castrenses están pendientes y cuentan con el personal para cuidar la frontera.

Durante el recorrido, el titular supervisó la situación de los soldados, junto al viceministro Ramón Betances, de la Armada; el viceministro Muñoz Noboa, de la Fuerza Aérea; el director del Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre, Freddy Soto Thormann, y los comandantes generales tanto del Ejército, Armada y Aérea.

El partido opositor haitiano «Comprometidos con el Desarrollo» convocó el 5 de febrero pasado a una movilización por tres días consecutivos para exigir la dimisión del primer ministro Ariel Henry.

Días antes, el 29 de enero, se reanudaron las protestas con el mismo propósito y la paralización del país, luego del llamado que realizó el exsenador Jean Charles Moïse, quien pidió cinco días de revueltas en todo el territorio nacional.

Las manifestaciones antigubernamentales ocurridas la víspera dejaron seis muertos y al menos una docena de heridos, según medios informativos de esa nación.

Tras esos hechos, Henry, que debía concluir el miércoles su mandato según un acuerdo político de 2022, pronunció un discurso a la nación en el que no se refirió a los reclamos de su dimisión, aunque se comprometió a celebrar elecciones, pero cuando la situación de seguridad en Haití lo permita, porque “una transición no puede llevar a otra transición”.

Llamó a la calma a los manifestantes y afirmó que el Gobierno trabaja para que las actividades puedan reanudarse.

Haití atraviesa una crítica situación social, política y económica, agravada por la violencia extrema de las bandas armadas, responsables de centenares de asesinatos, violaciones, secuestros y otros delitos.

lam/mpv

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA