viernes 12 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Piden esclarecer muerte de guardias forestales en Haití

Puerto Príncipe, 13 feb (Prensa Latina) La Oficina de Protección del Ciudadano de Haití (OPC) pidió hoy establecer los posibles grados de responsabilidad en la muerte de cinco miembros de la Brigada de Vigilancia de Zonas Protegidas (BSAP).

Exigimos a las autoridades del Estado la creación inmediata de una comisión de investigación independiente para determinar las circunstancias de esta masacre, que le costó la vida a Zéphyrin Daniel, Mackendy Veillard, Dorvil Jean Fontange, Chrisner Désir y Clersaint Thomas.

Los guardias forestales perecieron el pasado día 7 justo cuando iban rumbo a la localidad de Pétion Ville, en el contexto de las candentes protestas antigubernamentales que alcanzaron el punto más álgido en esa fecha.

La Policía Nacional de Haití explicó que habían puesto en marcha una gran operación para interceptarlos, pues el día anterior habían participado en una manifestación antigubernamental en Delmas y Pétion ville.

La BSAP tiene prohibida la circulación en el país caribeño, esos hombres ya no pueden moverse con libertad vistiendo sus uniformes, armas largas y pistolas, de lo contrario serán sancionados por la ley, advirtió un comunicado gubernamental.

De hecho, deben de a acudir a la oficina del Ministerio del Ambiente, órgano rector, para realizar un censo como parte de la reorganización de la Agencia Nacional de Áreas Protegidas (ANAP).

Recientemente, la BSAP tuvo una reacción violenta por esa decisión adoptada por el Gobierno.

El disturbio protagonizado por la BSAP fue una respuesta a un primer paso del gobierno del primer ministro de Haití, Ariel Henry, que podría conducir a establecer un mejor control sobre estos elementos.

La BSAP pasó de ser una simple guardia forestal a una fuerza considerable de efectivos bien pertrechados al servicio de intereses políticos.

El gobierno –como primer paso- derogó la Orden del 10 de mayo de 2017 por la que se nombra a Jeantel Joseph, director general de la ANAP.

Al mismo tiempo, creó una comisión técnica para la reestructuración de dicha entidad.

La ANAP, departamento autónomo del Ministerio de Medio Ambiente, es responsable de la BSAP, la cual desde hace varios año fue alejándose de sus funciones.

En 2018 el BSAP contaba con 100 agentes, en 2021 eran 121 y ahora extraoficialmente se contabilizan cuatro mil hombres bien armados.

Lo que más preocupa a las autoridades haitianas es que este cuerpo traspasó los límites de sus funciones de velar por la flora y la fauna del país caribeño, y está involucrado con individuos de la escena política, en especial los opositores.

El gobierno busca la cifra exacta de efectivos, fuentes de financiamiento y cómo están desplegados en el país, incluso en zonas que no son consideradas áreas protegidas.

Este cuerpo está dividido en tres categorías de miembros, una parte está asignada a la seguridad del Ministerio de Medio Ambiente, otra hace realmente lo que puede para resguardar determinadas zonas protegidas, y una tercera se considera electrones libres al servicio de intereses políticos.

Los integrantes del BSAP hace meses no se les paga su salario, de ahí que son dados a presionar a autoridades y empresarios particulares a cambio de dinero.

Está integrada en su mayoría por antiguos miembros de las fuerzas armadas haitianas y por jóvenes.

ro/joe

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA