jueves 18 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Acnur advierte impacto en civiles de combates en RD del Congo

Naciones Unidas, 15 feb (Prensa Latina) La Agencia de Naciones Unidas para Refugiados (Acnur) advierte hoy del impacto en los civiles del repunte de las hostilidades en la provincia de Kivu del Norte, al este de la República Democrática del Congo.

Desde la pasada semana, una nueva ola de combates entre las fuerzas gubernamentales y el grupo armado M23 desplazó a cerca de 135 mil personas de la ciudad de Sake, en la orilla norte del lago Kivu, hacia Goma, la capital provincial ubicada a unos 25 kilómetros de distancia.

Informes divulgados por la Acnur dan cuenta del empleo de bombas sobre zonas civiles en Sake y Goma, donde se estima que se refugian 65 mil personas desplazadas internamente.

“El creciente uso de artillería pesada y bombardeos en los enfrentamientos alrededor de Goma plantea graves amenazas a las poblaciones civiles y amenaza con más víctimas y la destrucción de edificios utilizados como refugios comunitarios”, advirtió la Agencia en una nota divulgada aquí.

La directora regional de esa organización para África Austral, Chansa Kapaya, calificó la situación de “trágica e inaceptable” con hombres, mujeres y niños blancos de enfrentamientos implacables.

La representante lanzó un llamado urgente a todas las partes para que protejan a los civiles, respeten el derecho humanitario y establezcan corredores seguros para la ayuda.

El bombardeo indiscriminado amplifica la presión sobre los ya limitados recursos para apoyar a 800 mil desplazados internos en la región y a 2,5 millones de desplazados en toda la provincia de Kivu del Norte.

Por otra parte, plantea desafíos para la entrega de ayuda y la labor de las agencias humanitarias, que tienen pocas opciones viables para un paso seguro desde Goma.

Mientras, los combates y desplazamientos coinciden con un brote de cólera e inundaciones masivas desde enero que causan estragos en toda la República Democrática del Congo.

De acuerdo con estimaciones de Acnur, cerca de 100 mil casas, mil 325 escuelas, 267 centros de salud y grandes extensiones de tierras agrícolas resultaron dañadas o destruidas hasta la semana pasada mientras que dos millones de personas, el 60 por ciento de ellas niños, necesitan asistencia.

mem/ebr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA