viernes 19 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Relaciones con Japón dependen de Tokio, afirma dirigente de RPDC

Pyongyang, 15 feb (Prensa Latina) Las buenas relaciones entre la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y Japón dependen enteramente de Tokio, afirmó hoy Kim Yo Jong, vicejefa del Departamento de Comunicación y Propaganda del Comité Central del Partido del Trabajo (PTC)

En una declaración que reproduce la agencia estatal de noticias KCNA, la dirigente aseveró que si Japón “abandona valientemente su anacrónico sentimiento de hostilidad”, las dos naciones pudieran tener “un nuevo futuro”.

Apuntó que de ser ciertos los trascendidos según los cuales el primer ministro japonés, Fumio Kishida, dijo ante el Parlamento de su país que siente la fuerte necesidad de cambiar la naturaleza de los vínculos con la RPDC, debiera comunicarse con el secretario general del PTC y presidente del Comité de Asuntos Estatales, Kim Jong Un, y esforzarse por diferentes canales para alcanzar aquel objetivo.

Creo que no hay motivos para no valorar como positivo las recientes expresiones del primer ministro japonés si están fundadas en la verdadera intención de mejorar las relaciones entre los dos países y en la voluntad de liberarse con coraje de las trabas del pasado, señaló.

Kim Yo Jong comentó que durante decenios las relaciones bilaterales han seguido una tendencia al empeoramiento porque Japón insiste en el ya solucionado asunto de los civiles japoneses retenidos en las décadas de 1970 y 1980, y en el legítimo derecho de la RPDC de desarrollar su sistema defensivo nuclear.

En mi opinión, ambos países pueden forjar un nuevo futuro si Japón toma la valiente decisión política de allanar la vía para mejorar las relaciones con un comportamiento decente y acciones de buena fe, basados en el reconocimiento mutuo y abandonando con coraje su anacrónica política hostil, remarcó.

En opinión de la respetada hermana del líder de la RPDC, ello solo podría lograrlo un político que tenga la sensatez y la visión estratégica de prever el futuro sin seguir atado al pasado, con la voluntad de adoptar una decisión política resuelta y la capacidad de ponerla en práctica.

Si Japón deja el vicio de cuestionar el derecho de la RPDC a la autodefensa y deja de obstaculizar las perspectivas de los vínculos bilaterales con el ya resuelto problema de los secuestros (de los civiles), no habrá razón que impida a los dos países llevarse bien y sería posible una visita del primer ministro japonés a Pyongyang, dijo.

Habrá que observar más lo que en su fuero interno piensa Kishida, acotó.

lam/asg

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA