domingo 14 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Tensiones de una Cumbre africana

Addis Abeba (Prensa Latina) Pese a que la 37 Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana (UA), concluida el 19 de febrero, dedicó a la educación su tema del año, era inevitable que la paz y la seguridad también dominaran los debates.

Por Nara Romero Rams

Corresponsal jefa en Etiopía

El comisionado de Asuntos Políticos, Paz y Seguridad de la UA, Bankole Adeoye, afirmó que Sudán sigue siendo la principal prioridad en 2024 para la resolución del conflicto.

Adeoye recordó que, tras el estallido de los enfrentamientos el 15 de abril último entre el Ejército sudanés y las Fuerzas de Apoyo Rápido, “el Consejo de Paz y Seguridad, el jefe de la Comisión y todos nuestros actores han estado trabajando para garantizar que también investiguemos las vías legales con las Naciones Unidas a fin de encontrar una solución duradera”.

En esa misma línea, mencionó que el 27 de mayo de 2023 el Consejo de Paz y Seguridad adoptó una hoja de ruta para la resolución del conflicto en Jartum que, en primer lugar, demanda de manera inmediata y urgente un alto el fuego incondicional y completo.

“Y es por eso que hacemos un llamado a las Fuerzas Armadas de Sudán y a las Fuerzas de Apoyo Rápido para que detengan los combates por el bien del pueblo y llegar al diálogo que eventualmente conducirá a un alto el fuego, el sistema de ayuda humanitaria, así como garantizar que ese país restablezca su proceso constitucional para la democracia y la estabilidad”, recalcó. Es importante destacar que, para todos en la Unión Africana, estamos totalmente alineados con el trabajo de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) y las Naciones Unidas a fin de encontrar una solución duradera a la crisis, continuó.

También tenemos en la hoja de ruta alineada con la de IGAD una serie de elementos que incluyen la cooperación regional, el énfasis en la ayuda humanitaria y el diálogo político.

A las acciones mencionadas se suma un panel de alto nivel de destacadas personalidades africanas nombrado en enero pasado y que lidera el Alto Representante de la UA, Ahmed Ibn Chambass.

Integran también el equipo la expresidenta de Uganda Speciosa Wandira-Kazibwe y el ex Representante Especial del presidente en Somalia y jefe de la Misión de la UA en ese país africano Francisco Madeira.

“Entonces tenemos gente de la región que conoce el área, a Sudán, que puede contribuir al discurso, y puedo asegurarles que ese panel ya está listo para implementar sus actividades a partir de esta cumbre y garantizar que todas las partes interesadas, mujeres, jóvenes, sociedad civil y sindicatos, el mundo académico y organismos profesionales de esa nación contribuyan al diálogo político”, afirmó.

El comisionado enfatizó que en el transcurso del año esperan crear más espacios para convocar a las partes interesadas a la mesa de diálogo a fin de escuchar sus voces y detener la guerra injustificada en Sudán.

ANTE LA INCONSTITUCIONALIDAD, ACCIÓN

La Unión Africana, como una organización basada en reglas y defensora de las elecciones democráticas y la gobernanza, de acuerdo con el protocolo el Consejo de Paz y Seguridad aplica la suspensión del país que incurra en esas violaciones de las actividades dentro del bloque regional.

“Dadas las reglas que observamos y los principios de valores compartidos, el tiempo probado a lo largo desde el establecimiento de la Unión Africana, la suspensión es la sanción número uno”, explicó el comisionado Bankole Adeoye.

Mencionó que Gabón, Sudán, Burkina Faso, Marruecos, Mali y Guinea Bissau son los Estados actualmente sancionados porque despreciaron los valores y los principios fundamentales de la democracia en África.

Los días en los que teníamos gobernantes militares han quedado atrás, estos son ahora los días de la democracia, del respeto a los derechos humanos básicos, al orden constitucional, recalcó.

Destacó el trabajo con muchos actores, incluido el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en el lanzamiento del mecanismo de África para apoyar transiciones políticas inclusivas, fluidas y efectivas.

“Entonces, estamos trabajando con ellos en términos de su agenda de transición política para que puedan regresar a la Unión Africana con la condición de que se respete el orden constitucional y celebrar elecciones libres, justas, creíbles y transparentes”, agregó.

Por lo tanto, la paz permanente sigue siendo el eje de nuestra nueva política de reconstrucción y desarrollo posconflicto para garantizar la construcción de procesos inclusivos de mitigación y diálogo con aquellas partes interesadas que suelen ser marginadas como mujeres y jóvenes.

“Para construir también una base como la plataforma africana para los niños afectados por el conflicto, velar en situaciones de guerra por el interés de los menores, del joven, de las mujeres y las niñas, todos ellos se están teniendo en cuenta”, reflexionó el comisionado de la UA.

TERRORISMO EN ÁFRICA, OTRO ANÁLISIS

Para el comisionado de Asuntos Políticos, Paz y Seguridad de la Unión Africana, Bankole Adeoye, abordar el terrorismo está promoviendo una política de respuesta cinética y, al mismo tiempo, el enfoque de toda la sociedad.

Adeoye explicó sobre este último significa analizar las causas profundas. ¿Cuáles son los agravios de la gente, de la juventud que está tomando las armas, que se ha radicalizado, que está secuestrando, que está extorsionando, que está promoviendo una ideología de odio en un sistema donde las estructuras del Estado ya pueden ser débiles?

Reconoció, en ese sentido, la existencia de tantos factores sin una solución única para todos, pero el Consejo de Paz y Seguridad, como órgano permanente de toma de decisiones, está trabajando con varios sectores de la sociedad que tengan experiencia con la educación, la reconciliación y el diálogo.

Asimismo utilizamos los mecanismos de profundización de la democracia donde estamos promoviendo la participación de las mujeres jóvenes y corregirlo a nivel nacional y regional. Fue enfático al asegurar que el objetivo principal es silenciar las armas para 2030.

TENSIONES ETIOPÍA-SOMALIA

Reiteró Adeoye la necesidad de que todos los miembros prosigan por el camino del diálogo para resolver sus disputas o diferencias “y en el Consejo de Paz y Seguridad de la UA continuamos trabajando para encontrar una solución factible”, concluyó el comisionado.

Las tensiones entre Etiopía y Somalia ocurren desde el 1 de enero pasado tras la firma de un memorando de entendimiento entre el primer ministro Abiy Ahmed y el presidente de la región semiautónoma de Somalia, Muse Bihe Abdi, que concede a Addis Abeba 20 kilómetros de acceso al golfo de Adén y al mar Arábigo por un periodo de 50 años.

A cambio, Etiopía debe reconocer de manera formal a Somalilandia, que autoproclamó su independencia de Somalia en 1991 sin que hasta la fecha las Naciones Unidas reconozca a esa región como Estado nacional.

El gobierno de Somalia rechazó el acuerdo y convocó a la ONU, la Unión Africana, la Liga Árabe y la IGAD a defender el derecho a proteger su soberanía y obligar a Addis Abeba a adherirse a las leyes internacionales.

arb/nmr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA