martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Vicepresidenta resaltó compromiso con héroe nacional de Nicaragua

Managua, 22 feb (Prensa Latina) La vicepresidenta Rosario Murillo resaltó el compromiso que mantiene hoy el pueblo nicaragüense con el legado del General de Hombres Libres, Augusto César Sandino, en la lucha por la soberanía y dignidad nacional.

Al dirigirse a las familias de este país centroamericano al término anoche de un acto en homenaje a Sandino por el aniversario 90 de su asesinato al que asistió el presidente Daniel Ortega, Murillo destacó la vigencia del manifiesto de San Albino, primer documento político escrito por el héroe nacional nicaragüense.

“Cómo nos inspiró a todos en la casa, en la familia se leía, se declamaba y todos admirábamos, respetábamos, conocíamos, nos comprometimos con ese Sandino invicto e inmenso” manifestó.

La vicemandataria destacó el privilegio de Nicaragua de contar con tantos héroes que ofrendaron su vida por la patria y calificó de insignificante el número de apátridas.

“Juntos somos esperanza cierta, por eso decimos que la lucha continúa y las victorias son ciertas y en estos tiempos las victorias son cotidianas. En primer lugar, la Paz que hemos ganado con determinación, convicción, valentía, vigor, honor y gloria”, Subrayó. El histórico documento de Sandino destacó sus ideas y razones que lo llevaron a luchar por la defensa de la soberanía nacional y declaró el inicio de la contienda contra la intervención norteamericana en Nicaragua.

Además, hace un llamado a la conciencia patriótica y a la batalla por la soberanía y autodeterminación, al tiempo que resalta los valores de un líder que asumió la lucha sin exigir nada para él mismo, ni siquiera “un palmo de tierra para su sepultura”.

Las actividades de homenaje al líder de la resistencia contra la ocupación estadounidense en las primeras décadas del siglo XX en Nicaragua, comenzaron oficialmente este miércoles y se extenderán hasta el 26 de este mes.

Según apuntes históricos, el 21 de febrero de 1934 Sandino fue apresado y asesinado junto a sus lugartenientes generales Francisco Estrada y Juan Pablo Umanzor, tras asistir a una cena invitados por el entonces presidente Juan Bautista Sacasa en el Palacio Presidencial, ubicado en la Loma de Tiscapa.

El director de la Guardia Nacional de la época, Anastasio Somoza García, planeó el asesinato del general Sandino con la firma de un documento con varios miembros de ese cuerpo militar.

jf/ybv

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA