sábado 13 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Advierten sobre situación desesperada en Gaza por falta de alimentos

Ramala, 23 feb (Prensa Latina) Las familias de Gaza se ven obligadas a buscar restos de comida que dejan las ratas y a comer hojas para intentar sobrevivir tras casi cinco meses de guerra, denunció hoy Save the Children.

Los 1,1 millones de niños que viven en el territorio se enfrentan ahora a la muerte por inanición y enfermedades porque es imposible llevar a cabo la entrega de ayuda de forma segura, afirmó en un comunicado la organización no gubernamental.

El grupo citó a una trabajadora humanitaria que se encuentra actualmente en la sureña ciudad de Rafah.

Mi marido me dijo que en el norte del enclave las personas recurrieron a comer alimentos para animales y hojas de árboles por desesperación, incluso se vieron obligados a buscar restos en la basura y sobras contaminadas por las ratas, subrayó la fuente.

Save the Children destacó que los continuos combates, los bombardeos israelíes y la inseguridad impiden la entrega segura de ayuda, una situación que se agrava en la región septentrional.

Según la ONU, del 1 de enero al 15 de febrero, las fuerzas israelíes impidieron más del 50 por ciento de las misiones de entrega de ayuda y evaluación a zonas al norte de Wadi Gaza, donde los niveles de hambruna son más altos, subrayó.

“Cualquier uso del hambre como método de guerra está estrictamente prohibido por el derecho internacional y tendrá consecuencias mortales para los niños”, recordó.

La ONG destacó que esta semana el Programa Mundial de Alimentos detuvo las entregas de ayuda al norte de Gaza debido a preocupaciones de seguridad.

También citó un informe del Grupo Global de Nutrición, según el cual, más del 90 por ciento de los niños menores de dos años y las mujeres embarazadas y lactantes se enfrentan a una grave pobreza alimentaria.

“Dado que el acceso limitado a la ayuda hace imposible cualquier respuesta humanitaria significativa y necesaria, es más que probable que la situación se haya deteriorado dramáticamente desde que se recopilaron estos datos”, alertó Save the Children.

Esto es una hambruna masiva de todo un pueblo. ¿Cómo puede alguien vivir así?, preguntó Jason Lee, director nacional de ese grupo en los territorios palestinos.

jha/rob

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA