domingo 14 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Enviado de ONU en Siria advierte impacto de conflicto en Gaza

Naciones Unidas, 27 feb (Prensa Latina) El enviado especial de la ONU para Siria, Geir Pedersen, aseguró hoy que los efectos de la crisis en Medio Oriente apenas constituyen el último acelerador de un conflicto, cuya complejidad aumenta cada año.

La situación está empeorando en casi todos los indicadores y el status quo es insostenible e inmanejable, advirtió el representante al Consejo de Seguridad reunido para analizar la situación en el país.

Pedersen pidió la protección de la población y la infraestructura civil, así como combatir a los grupos terroristas incluidos en la lista del Consejo “de manera cooperativa y firmemente acorde con el derecho internacional y que dé prioridad a la protección de los civiles”.

“Es necesario reducir urgentemente las tensiones en la región, empezando por el inmediato alto el fuego humanitario en Gaza que ha pedido el secretario general (António Guterres)”, agregó el enviado al insistir en el impacto de esa guerra también en Siria.

De acuerdo con el representante de la ONU, las consecuencias del conflicto en Medio Oriente y los combates en curso en Siria inciden de forma devastadora en la población del país.

Durante este mes de febrero, Siria fue escenario de varios ataques aéreos de Estados Unidos e Israel, incluso en zonas residenciales de Homs y Damasco, con víctimas civiles y militares, incluidos asesores de defensa de Irán.

La situación humanitaria resulta más compleja a un año de los mortales terremotos que azotaron el norte de Siria y la vecina Türkiye, con un saldo de miles de personas muertas y millones de desplazados.

Por su parte, el coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Martin Griffiths, pidió mucho más apoyo para abordar el impacto a largo plazo de los terremotos y la crisis más amplia en Siria.

La asombrosa cantidad de 16,7 millones de personas en Siria, casi las tres cuartas partes de la población, necesitan ahora asistencia humanitaria, la cifra más alta desde que comenzó la guerra, precisó.

Griffiths acogió con agrado la reciente decisión del Gobierno de Damasco de permitir que la ONU entregue ayuda al norte de Siria, a través de dos cruces fronterizos con Türkiye -Bab al-Salam y Al Ra’ee- durante tres meses más, hasta el 13 de mayo.

La prórroga se produce tras la también bienvenida decisión adoptada en enero pasado de ampliar el permiso para utilizar el paso fronterizo de Babal-Hawa durante seis meses más, hasta el 13 de julio.

npg/ebr

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA