sábado 20 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Legisladores de Alabama buscan proteger fertilización in vitro

Washington, 29 feb (Prensa Latina) La Cámara de Representantes del estado norteamericano de Alabama (sureste) aprobó hoy un proyecto de ley para proteger las clínicas de fertilización in vitro tras la polémica por un reciente fallo allí de la Corte Suprema.

Una mayoría demócrata y republicana avaló el proyecto de ley, que fue aprobado por 94 votos a favor y seis en contra, y pasará al Senado. Se espera que el sufragio final ocurra la próxima semana.

El proyecto de ley HB237, impulsado por los representantes Terri Collins, republicana por Decatur, y David Faulkner, de Mountain Brook, fue una reacción al veredicto del 16 de febrero de la Corte Suprema de Alabama, la que determinó que los embriones congelados se consideran niños no nacidos.

Varias clínicas que realizan la fertilización in vitro suspendieron esos servicios debido a la responsabilidad causada por la sentencia.

Pacientes, médicos y otros defensores se reunieron en la Cámara de Representantes la víspera para protestar e instar a los legisladores a otorgar cierta inmunidad a las clínicas para que restablezcan los tratamientos.

Sin embargo, el representante Mark Gidley, republicano del condado de Etowah, expresó su preocupación de que esta propuesta legislativa pudiese debilitar el estatus de Alabama como estado provida.

Mientras, la demócrata Mary Moore, de Birmingham, señaló su oposición al fallo judicial, pues no considera que los embriones congelados son niños no nacidos.

Dijo, además, que la actual controversia ha sacado a la luz la importancia de proteger el proceso de fertilización in vitro, un camino para ayudar a aquellas familias que de otro modo no podrían tener hijos.

La decisión sin precedentes renovó el debate sobre los derechos reproductivos después que en junio de 2022 el Tribunal Supremo de Estados Unidos derogó un histórico fallo que brindó la protección legal al aborto.

El tribunal superior de ese estado concluyó que quienes destruyan embriones congelados pueden ser responsables de muerte por negligencia, lo que conmocionó el mundo de la medicina reproductiva.

La decisión también planteó complejas cuestiones legales con implicaciones que se extienden mucho más allá de Alabama, reseñó el diario The New York Times.

Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa de la Casa Blanca, afirmó en su momento que el fallo provocaría “exactamente el tipo de caos que esperábamos cuando la Corte Suprema anuló Roe v. Wade».

La portavoz reiteró el llamado del gobierno del presidente Joe Biden al Congreso para codificar las protecciones de Roe v. Wade en la ley federal.

Luego del fallo del Supremo de Alabama, expertos de la medicina reproductiva también criticaron la conclusión y alertaron que era una “decisión sin fundamento médico ni científico”.

lam/dfm

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA