domingo 21 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Cuidado México: preocupa a tecnólogos uso de IA en elecciones

Ciudad de México, 3 mar (Prensa Latina) Un importante trabajo especial publica hoy el diario Milenio en el cual advierte de la preocupación de los tecnólogos sobre el posible uso de la Inteligencia Artificial en las próximas elecciones generales de México.

Manipulación de la información, difusión de fake news (noticias falsas), alteración de la voz e imagen de candidatos (deep fakes), administración indebida de datos para fabricar tendencias y hasta el uso de algoritmos en plataformas digitales para inducir el voto son algunos riesgos de la inteligencia artificial que Julio César Bonilla, comisionado de transparencia, advierte durante las elecciones, señala el análisis.

Cita que el 16 de febrero, la agencia Bloomberg informó que OpenAI, Amazon, Google y otras 17 compañías de tecnología anunciaron un acuerdo para tratar de evitar que la inteligencia artificial se utilice para engañar a los votantes en las próximas elecciones globales.

Hace unas semanas, la aspirante presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, fue víctima de un video creado con inteligencia artificial.

“Fíjense qué barbaridad, es un video que están haciendo con inteligencia artificial, porque van a ver que es mi voz, pero es un fraude, están diciendo que vamos a entregar dinero”, aclaró Sheinbaum rápidamente.

En entrevista con Milenio, Bonilla Gutiérrez, integrante del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México afirmó que, ante tal riesgo de desinformación durante las campañas electorales, los ciudadanos deben ser cuidadosos de los desafíos dañinos que representa la inteligencia artificial.

“El desarrollo tecnológico avanza un ritmo muy acelerado y esta ley, que regula a empresas y a gigantes digitales, tiene que actualizar el régimen de control al metaverso, a los algoritmos, a la inteligencia artificial, a la propia convivencia con los gigantes digitales”, detalla Bonilla. Somos una sociedad que, a diferencia de hace 40 años, cuando solamente recibíamos información, tenemos la posibilidad de interactuar de manera directa en democracia porque los controles, horizontales y verticales, del poder, se han roto, dijo.

La verificación de la información mediante el uso de herramientas de transparencia y el autocontrol de los ciudadanos en la red son los antídotos que el Bonilla recomienda ante los riesgos de desinformación.

“Vivimos en una época en que las redes sociales son una especie de océano, donde conviven, al mismo tiempo, rebaños de ovejas y manadas de lobos, y no sabemos quién es quién”, explicó.

“Vamos a ver cómo participa la ciudadanía en este caso, pero imagina que las redes sociales, las fake news, la posverdad, empiecen a utilizar los mecanismos digitales, las redes sociales, la inteligencia artificial, los algoritmos, para alterar resultados y que ese día de la jornada electoral estén desinformando a la gente. ¿Qué tenemos que hacer como ciudadanía? Acudir a la fuente, al origen de la información”, reflexionó Bonilla.

Tenemos la obligación ciudadana, cívica, diría yo, de ir a los portales de partidos políticos, de instituciones electorales, de las instituciones de transparencia, de universidades públicas y privadas, de órganos internacionales, que tengan una lectura objetiva sobre lo que está sucediendo en nuestro proceso electoral y el día de la jornada electoral, añadió el comisionado.

Recordó que tras cada like, cada tarjeta, cada subida de imagen, cada ‘siguiendo’, hay una empresa multimillonaria detrás que no duerme y que está administrando masivamente tus datos.

Lo grave, dijo, es cuando una plataforma no solo use los datos personales para recomendar música o compras, sino que también pueda usar las filias, las fobias o las identidades ideológicas, políticas de la gente para inducir al voto, como ya ocurrió en varios casos a nivel mundial y sobre lo cual, a la fecha, no hay una regulación.

oda/lma

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA