miércoles 24 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Bukele y Nuevas Ideas consolidan posiciones en El Salvador

San Salvador, 5 mar (Prensa Latina) El presidente Nayib Bukele y el partido Nuevas Ideas consolidaron posiciones que le permitirán desarrollar su agenda de gobierno, en especial el despegue económico de El Salvador, señalan hoy analistas.

El 3 de marzo los salvadoreños acudieron por segunda vez a las urnas para ejercer su derecho al sufragio y escoger a los nuevos alcaldes y a los 20 representantes de El Salvador ante el Parlamento Centroamericano, para concluir el ciclo electoral en 2024.

Seleccionar a los ediles o alcaldes de los 44 municipios resultantes de la reforma administrativa, antes eran 262, era la principal tarea de la jornada y pudiera considerarse la aproximación más cercana al pueblo.

El ejercicio fue termómetro de la influencia que tuvo la arrolladora victoria de Bukele y su partido en las elecciones presidenciales y legislativas del 4 de febrero. Algunos analistas estiman que impactó y desanimó a muchos votantes que optaron por no acudir a las urnas.

Una valoración del acercamiento de los salvadoreños a las urnas publicada por el diario Colatino señaló que “en primer lugar, a diferencia de la votación presidencial, en la que los ciudadanos votaron masivamente por un segundo mandato de Nayib Bukele, ahora la afluencia por los alcaldes no tuvo ni por cerca el mismo impacto”.

El presidente recibió más de 2.5 millones de sufragios, más de lo que cualquier otro haya recibido en la historia nacional. Los diputados de la Asamblea Legislativa recibieron 200 mil votos menos, lo que demuestra que el liderazgo proviene del mandatario, valoró la publicación.

Aun el Tribunal Supremo Electoral no dio la cifra de asistentes a las urnas pero, por lo que se vio, la afluencia fue mucho menor que en los comicios presidenciales, para reiterar que hay un voto en el país (cerca del 47 por ciento) que no se manifestó, tanto en las presidenciales como en las elecciones municipales.

Hasta ahora las cifras divulgadas en ambos procesos marcan un notable abstencionismo pero, es evidente, que las simpatías por Bukele y su forma de gobierno, en especial en el tema de seguridad, marcaron la diferencia.

El Diario El Salvador, de tendencia progubernamental, señaló que el escrutinio final reveló que el presidente recibió más de 2.5 millones de votos durante las elecciones del pasado 4 de febrero, lo cual supera la marca anterior de votación, que era de él mismo en 2019.

“Esa cantidad de sufragios hacia el mandatario es un reflejo de la satisfacción del pueblo salvadoreño hacia las políticas y los programas de Gobierno”, subrayó la publicación en contraposición a las estadísticas que revelan otros análisis.

En este ciclo electoral diferentes medios destacan el descalabro del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que fracasó en las presidenciales, en la legislativas y en las municipales donde no ganó nada, solo mantenerse como una fuerza política disminuida en el país.

Más allá de lo que digan, nos convertimos en la segunda fuerza política nacional, afirmó su secretario general, Oscar Ortiz, durante una conferencia de prensa, acompañado de la cúpula roja y del excandidato presidencial Manuel Flores.

De acuerdo con los resultados oficiales, aparte de ganar la presidencia de la República con Bukele, quien obtuvo una votación histórica de más de 2.5 millones de votos, el partido cian se consolidó como la primera fuerza política y obtuvo 54 diputados de la Asamblea Legislativa y al menos 25 alcaldías.

Sin embargo, el abstencionismo fue el protagonista de las elecciones para alcaldes y Parlacen, algo que debe confirmarse el miércoles 6 de marzo cuando el Tribunal Supremo Electoral haga el recuento oficial de los votos, algunas fuentes plantean que apenas votó un 40 por ciento.

Pero, es una realidad que con más o con menos votos, Bukele y su partido siempre ganaron la mayoría de forma abrumadora.

mem/lb

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA