martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Ritmo inflacionario continúa con tendencia a la baja en Guatemala

Ciudad de Guatemala, 8 mar (Prensa Latina) El ritmo inflacionario continúa hoy a la baja en Guatemala, con cierre en febrero pasado de 3,3 por ciento, menor al 3,81 de enero y al 4,18 de diciembre de 2023.

Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejaron que los precios de los bienes y servicios en la economía siguen sin registrar alzas fuertes y, a juicio de la entidad, se mantienen bajo control.

El transporte, restaurantes y vestuario presionaron los valores hacia el alza; sin embargo, la división de alimentos, que tiene mayor peso en la estructura económica local, se contrajo el mes anterior.

De acuerdo con la información del INE, la gasolina tuvo una incidencia positiva al incremento en la primera, mientras que, por otra parte, la cebolla subió, la carne fresca de res, la leña y el diesel.

En cambio, el tomate fresco cayó, los huevos de gallina, el maíz, la carne fresca de pollo y el consumo de energía eléctrica.

Por regiones, la III -Chiquimula e Izabal- presentó el ritmo inflacionario más bajo (2,37 por ciento), mientras el mayor se dio en la IV –Jutiapa y Jalapa- con un 4,86.

El historial estadístico del país evidencia que a partir del 2,87 por ciento y 2,98 de enero y febrero de 2022, el incremento hasta el segundo mes del siguiente año llevó a implementar una política monetaria de regulación.

Las autoridades de la banca central destacaron que esta variable mensual es una de las más bajas observadas en los últimos cuatro años y el 3,3 por ciento que más del último período anual.

El presidente de la institución, Álvaro González, explicó que en términos cualitativos el factor influyente en la disminución de la inflación observada es la desaceleración de los costos de las importaciones.

También -subrayó- los efectos de las alzas autorizadas por la Junta Monetaria a la tasa de interés líder que en la revisión de enero se mantuvo en cinco por ciento.

Guatemala cerró el período anual anterior con un crecimiento del producto interno bruto de 3,5 por ciento y para 2024 estima una subida en el rango de 2,5 al 4,5 con un valor central o núcleo de 3,5 por ciento que se mantiene.

El Banco Central indicó que las exportaciones de bienes y servicios podrían ascender al 4,2 por ciento, impulsadas por la demanda de productos locales por parte de los principales socios comerciales del país.

En el caso de las importaciones registrarían un aumento del cuatro por ciento, motivadas la demanda de bienes destinados al consumo final e intermedio, así como la inversión.

mem/znc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA