miércoles 17 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Reprograman células de elefante y quieren revivir al mamut

Washington, 9 mar (Prensa Latina) Un equipo de expertos estadounidenses reprogramaron células de un elefante asiático, el pariente vivo hoy más cercano al mamut, pues su objetivo es lograr revivir a ese gigante ya extinto.

Se trata de un proyecto del genetista George Church, de la Universidad de Harvard, quien ha perseguido esa meta por más de 10 años y cofundó Colossal Biosciences, a fin de crear genéticamente una versión del mamut lanudo, el gigante con colmillos de la Edad de Hielo que desapareció hace cuatro mil años.

Recientemente, el experto y su jefa de ciencias biológicas de Colossal, Eriona Hysolli, revelaron que habían reprogramado células de un elefante asiático, en estado embrionario y resulta la primera vez que se obtienen células madre de células de ese animal.

Aunque los resultados de esa indagación no han sido revisados por pares, ni publicados en revistas científicas de alto nivel, los científicos explicaron que dichas células modificadas, conocidas como pluripotentes inducidas pueden seguir desarrollándose en el laboratorio.

Con esa herramienta, dijeron, los investigadores podrán modelar, probar y perfeccionar los numerosos cambios genéticos que deben introducir para dotar al elefante asiático de los rasgos genéticos que necesita para sobrevivir en el Ártico. Entre ellas, un pelaje lanoso, una capa de grasa aislante y orejas más pequeñas, reseñó la cadena CNN en español.

Pero ese solo ha sido el primer paso, pues según los especialistas, las células madre de elefante que son fundamentales para el renacimiento del mamut, una vez editadas para contener rasgos genéticos similares a los del mamut, podrían utilizarse para fabricar óvulos y espermatozoides y un embrión y llevarlos a implantarse en algún útero artificial.

El equipo de Colossal indagó en genomas de 53 mamuts lanudos a partir de ADN antiguo recuperado de fósiles y su anhelo es lograr una especie similar a un mamut capaz de soportar las temperaturas del Ártico y sin colmillos a fin de evitar que sea presa de cazadores furtivos.

Análisis recientes señalan que la presencia de grandes mamíferos como caballos, bisontes, yaks y renos hacía que hubiera temperaturas más bajas en el suelo de la zona protegida donde se mantenían.

La idea de reanimar o crear, de manera artificial, animales con características como los mamuts es fruto de que los científicos creen que el regreso de esos grandes especímenes a los confines más septentrionales del planeta, ayudarían a ralentizar el deshielo del permafrost.

Sin embargo, otras teorías desechan esas ideas y afirman que ya resulta muy difícil recuperar una región que se está calentando más rápido debido al calentamiento global y a una velocidad contra la cual quizás no pueda competir la ciencia genética como esa.

rgh/cdg

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA