domingo 21 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Calidad el aire en Europa mejora pero persiste la contaminación

Ginebra, 14 mar (Prensa Latina) La calidad del aire en Europa mejoró en los últimos 20 años, pero la mayor parte de su población aún vive hoy en zonas que superan los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según un nuevo estudio de un equipo, dirigido por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), estimó los niveles diarios de contaminación en más de mil 400 regiones de 35 países europeos, alrededor de 543 millones de personas, entre 2003 y 2019.

La investigación confirmó que los niveles globales de partículas en suspensión (PM2, 5 y PM10) y dióxido de nitrógeno (NO2) disminuyó en la mayor parte de Europa durante las dos últimas décadas.

También demostró que los índices de contaminación por grandes partículas (PM10) y NO2 fueron los que más bajaron, con mejoras significativas en la calidad del aire en todo el continente tras su descenso.

Sin embargo, los expertos afirmaron que muchas personas aún experimentan una contaminación atmosférica superior a los niveles recomendados por la OMS, pues el 98 por ciento de los europeos viven en zonas con indicadores insalubres de PM2,5

Ello provoca que más de 250 mil muertes prematuras al año en la Unión Europea estén relacionadas con esa contaminación por partículas finas, muy vinculada a las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes.

Al respecto, la Agencia Europea de Medio Ambiente afirma que los Estados miembros deben esforzarse para reducir más esos niveles. El 80 por ciento de los europeos vive en zonas con niveles insalubres de PM10 y alrededor del 86 por ciento en lugares con niveles insalubres de NO2.

Las cotas más altas de contaminación por partículas PM2,5 y PM10 se registraron en el norte de Italia y el este de Europa. El norte de Italia, junto con algunas zonas de Europa occidental, como el sur del Reino Unido, Bélgica y los Países Bajos, también presentaron niveles elevados de NO2.

Según los investigadores el cambio climático y la contaminación atmosférica se retroalimentan, ya que las temperaturas más cálidas y la luz solar muy intensa impulsan la formación de ozono mediante reacciones químicas.

Esta compleja interacción pone de relieve la necesidad urgente de abordar simultáneamente el cambio climático y la contaminación atmosférica, afirmó Joan Ballester Claramunt, investigador de ISGlobal y autor principal del estudio.

mem/crc

MINUTO A MINUTO
relacionadas
tercer-boletin-de-deportes-36
EDICIONES PRENSA LATINA