martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Nueva ola de violencia en un Ecuador en estado de excepción

Quito, 28 mar (Prensa Latina) Una nueva ola de violencia se desprende hoy en Ecuador cuando faltan dos semanas para que concluya el estado de excepción decretado por el presidente, Daniel Noboa.

La ciudad de Guayaquil tuvo una madrugada violenta con al menos 13 eventos delictivos, según informó el alcalde, Aquiles Álvarez a través de su cuenta de X.

Precisamente la noche de este miércoles se produjo un motín en la cárcel Regional de esa urbe costera de la provincia de Guayas, donde al menos una persona murió y cuatro resultaron heridas, de acuerdo con información extraoficial.

Videos difundidos en redes sociales mostraron incendios en celdas de la institución penitenciaria y se escucharon detonaciones de armas de fuego.

Mientras tanto, dos vehículos fueron incendiados al ingreso de la ciudad de Sucre, al norte de la provincia de Manabí, cerca del hospital Miguel H. Alcívar.

Los primeros reportes policiales dan cuenta de que uno de los automotores sería de un funcionario municipal de la localidad manabita.

Sucre es uno de los cantones donde existe una pugna por territorios de micro y narcotráfico entre las bandas delictivas Los Choneros y Los Lobos.

El pasado 7 de marzo, el mandatario Noboa extendió por 30 días más el estado de excepción que decretó en enero pasado tras una serie de actos violentos en varias ciudades del país.

En el texto se incluyó el control de todos los centros de privación de libertad y la vigencia del toque de queda diferenciado por municipios en dependencia de los niveles de riesgo en medio del conflicto armado interno también declarado en esta nación sudamericana.

Con la declaratoria de estado de excepción y conflicto armado interno Noboa abrió una puerta legal para que militares y policías actúen conjuntamente con todos sus recursos para neutralizar a los 22 grupos delincuenciales catalogados como terroristas.

No obstante, con militares en las calles y con impuestos para financiar la llamada guerra interna contra el crimen organizado, el terror persiste, con secuestros, extorsiones, amenazas de bombas y asesinatos.

ro/nta

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA