martes 16 de abril de 2024
Search
Close this search box.

Clima y plagas encarecerán el placer divino de comer chocolate

Abidjan, 31 mar (Prensa Latina) Los amantes del chocolate deberán en lo adelante pagar más por el placer hedonista de ingerir ese manjar, que algunos equiparan a la ambrosía, alimento de los dioses griegos, trascendió hoy aquí de medios informativos.

A partir del martes el precio oficial del cacao de Costa de Marfil subirá a mil 500 francos cfa (2,47 dólares) el kilo, de los mil que cuesta en la actualidad, según reportes de los portavoces de varias empresas exportadoras del producto.

Aunque el cacao es originario de América, en particular de Colombia, Ecuador, Perú y Brasil- cuyos pobladores originarios lo consumían por igual poderosos y plebeyos-, de donde fue llevado a Europa por los conquistadores, al presente Costa de Marfil es el mayor productor mundial del fruto, base del exquisito chocolate.

Junto al cacao, los sudorosos e inmisericordes conquistadores también llevaron a su lugar de origen la sífilis, dolencia que bajo el nombre de mal de bubas, causó enormes estragos en la población del mal llamado viejo continente.

La decisión de elevar el precio del fruto fue propuesta por el presidente marfileño, Alassane Ouattara, quien mencionó en principio un aumento de 200 cfa por kilo, pero modificó el total a mil 500 unidades de la moneda que rige en varias excolonias francesas de África.

El alza el precio del fruto, principal rubro exportador para Costa de Marfil, corresponde al descenso de la producción debido a la irrupción de enfermedades y caprichos del clima en la forma de los fenómenos el Niño y la Niña.

Entre ellos párrafo aparte para el soplo del Harmatán, un viento seco y polvoriento venido del Sahara hacia la costa occidental de África que agosta los árboles más viejos.

Ambos avatares ocasionaron en 2023 una caída de casi el tres por ciento en la producción anual del producto: dos millones 140 mil toneladas frente a los dos millones 200 mil toneladas del año anterior.

Para sumar más desastres, las plantaciones fueron atacadas por dos parásitos llegados en andas de las lluvias de la Niña: el virus del brote hinchado y la enfermedad de la pudrición parda, ambos letales para las plantas.

En previsión de las protestas de los compradores el presidente Ouattara propuso asumir la cuestión desde una postura filosófica válida para exportadores y compradores. la situación del mercado mundial es excepcional y, por ende, la reacción también debe serlo.

oda/msl

MINUTO A MINUTO
relacionadas
EDICIONES PRENSA LATINA